InicioLuturgiaMoniciones Ciclo BMoniciones Solemnidad de la Sagrada Familia, Ciclo B, 27 de diciembre de...

Moniciones Solemnidad de la Sagrada Familia, Ciclo B, 27 de diciembre de 2020

Monición de entrada 

Queridos hermanos, hoy la familia católica está de fiesta. Celebramos la Solemnidad de la Sagrada Familia, una fiesta reciente, establecida por el papa León XIII para dar a las familias cristianas un modelo evangélico de vida. Y las lecturas nos permitirán asomarnos a cada uno de los miembros de esa santa familia y aprender de sus ejemplos, que lo son tanto para los esposos como para los hijos.

Y es el ejemplo de la familia de Nazareth el que nos mueve hoy a vivir de una manera diferente. Por eso, unidos a Jesús, María y José, nos disponemos a celebrar esta Misa, comenzando con el Canto de entrada. De pie, por favor…  

Moniciones a las Lecturas

Opción 1: Monición única para todas las lecturas

Tanto la primera y segunda lectura, como el salmo responsorial, nos presentan virtudes domésticas y modelos de familia a seguir. El evangelio nos recuerda escenas de la infancia de Jesús, en torno a la familia de Nazaret, cuya solemnidad celebramos hoy. Atentos escuchemos la Palabra de Dios.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

Primera lectura (Sirácida 3, 2-6. 12-14)

Quien teme al Señor honrará a sus padres, es el mensaje central de la primera lectura de hoy, escrita en una época en que la familia judía cruzaba una etapa de dificultad por estar los valores tradicionales en crisis y les habla de las relaciones entre hijos y padres, porque el que honra a sus padres tiene una serie de beneficios. Merece la pena que todos escuchemos con atención este mensaje.

Salmo responsorial (Salmo 127)

El salmo 127 también habla del ambiente familiar: con la mujer al frente de la casa. Nos unimos al salmista contestando:

Segunda lectura (Colosenses 3, 12-21)

En la carta que escribe Pablo a la comunidad de Colosas (en Frigia, actual Turquía), les presenta un programa ideal de vida comunitaria y una ejemplificación en el ámbito de la familia: las relaciones entre marido y mujer, y entre padres e hijos. Este mensaje de la Vida de la Familia en el Señor, es importante que lo escuchemos con mucha atención.

Evangelio (Lucas 2, 22-40)

El Evangelio de San Lucas nos propone a la Familia de Nazareth como ejemplo, cumpliendo la ley judía. La significativa escena de la presentación de Jesús en el Templo, que los orientales llaman «el Encuentro», es un episodio lleno de simbolismo, cuyos detales no debemos perdernos, por lo que debemos disponernos bien para escuchar atentos. 

En el presente ciclo B pueden utilizarse también las siguientes lecturas:

Primera lectura (Génesis 15, 1-6; 21, 1-3)

El pasaje de hoy nos muestra cómo la fe de Abrahán en la promesa que le había hecho Dios, de que tendría una numerosa descendencia, pasó por momentos de angustia.

Salmo responsorial (Salmo 104)

Acordándose de la «estirpe» de Abraham, el salmo 104 nos invita a alabar a Dios. Lo haremos contestando: 

Segunda lectura (Hebreos 11, 8. 11-12. 17-19)

El autor de la carta a los Hebreos quiere animar a la fidelidad a sus lectores, proponiéndoles una lista de ejemplos tomados del AT.  Hoy leemos el ejemplo que les propone de la familia de creyentes que formaron Abrahán, Sara e Isaac.

Oración de los fieles

Elevemos confiados nuestras invocaciones al Señor Jesús, que ha vivido en la sencillez de la Familia de Nazareth y digamos juntos: «Renueva nuestras familias, Señor»

  1. Por la Iglesia, la gran familia de los discípulos de Jesús. Que en su interior y en las relaciones con el mundo dé la imagen de una verdadera familia que sabe amar, perdonar y valorizar a cada persona. Roguemos al Señor.
  2. Para que los gobiernos del mundo respeten la estructura familiar, tomando el modelo de la familia de Nazareth. Roguemos al Señor.
  3. Por los niños que no tienen familia, para que se desarrollen programas políticos en su defensa y protección, y para que en el corazón de cada hombre crezca la sensibilidad y acogida hacia los pequeños y vulnerables de nuestra sociedad. Roguemos al Señor.
  4. Por las familias que se han desintegrado, producto de la inmigración, para que logren restablecer esa armonía y estructura familiar. Roguemos al Señor.
  5. Por nosotros, amados de Dios, que compartamos el pan de la Eucaristía y crezcamos en comunión para ser testigos convincentes del evangelio y modelos para las familias del mundo. Roguemos al Señor.
  6. Para que el nuevo año que recibimos lo construyamos promoviendo siempre los valores humanos y cristianos en el seno de la familia. Roguemos al Señor

Presentación de las Ofrendas

En la casa de Nazaret Jesús, María y José vivían un estilo de vida de entrega mutua. Con el pan y el vino ofrezcamos lo mejor de cada familia, para que el Señor multiplique ese amor. Cantamos…

Comunión

En un gesto de amor inmenso, Jesús quiere darse a nosotros como alimento. Vayamos con alegría a la Mesa Familiar de los cristianos.

Final

Nos despedimos, hermanos, y volvemos a casa. La celebración finaliza y nos llevamos la alegría de cuanto nos ha anunciado el Señor: La Buena Noticia de lo que pueden ser las familias si la fe, la esperanza y el amor están antes y tienen en nuestra vida más importancia que todo lo demás.

Vayamos a nuestros hogares a vivir santamente, a ejemplo de la Familia de Nazareth, y a dar testimonio a las familias que en el mundo viven sin Dios.


Apóyanos comentando nuestras publicaciones y compartiendo en tus redes sociales.

Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más popular

Don de Temor de Dios

Don de Piedad

Don de Ciencia

Comentarios recientes