InicioLuturgiaMoniciones Ciclo BMoniciones V Domingo de Pascua Ciclo B, 2 de mayo de 2021

Moniciones V Domingo de Pascua Ciclo B, 2 de mayo de 2021

Monición de entrada

Queridos hermanos: han transcurrido ya cuatro semanas de Pascua y hoy inauguramos la quinta. Las lecturas bíblicas nos van ayudando a entrar cada vez con mayor fuerza en la vida nueva del Resucitado y las consecuencias que tiene para la comunidad cristiana. No debemos cansarnos de celebrar nuestra fiesta principal, que dura siete semanas: nuestra fe cristiana es fundamentalmente alegría y visión optimista.

Comencemos la celebración de hoy con mucha alegría. De pie, cantamos…

Moniciones a las lecturas

Opción 1: Monición única para todas las lecturas

La liturgia presenta la Pascua como “paso”, como transformación de la existencia. De esta nueva existencia hablan las lecturas de hoy. Pablo pasó de perseguidor a misionero; los cristianos pasamos de la esterilidad a la fecundidad permaneciendo en Jesús y dando así fruto de amor. El evangelio recoge esta idea con una hermosa alegría: la de la vid y los sarmientos. Escuchemos con atención.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

Primera lectura (Hechos de los apóstoles 9, 26-31) 

El relato que escucharemos a continuación, del Libro de los Hechos de los Apóstoles,  describe los primeros pasos de la vida cristiana de Pablo: su agregación a la vida común, de mano de otro misionero, y su inmediata dedicación a la predicación.

Salmo responsorial (Salmo 21)

El salmo 21, de carácter claramente «misionero», está escogido como para hacer eco del episodio de San Pablo, narrado por la primera lectura. Nos unimos al salmista diciendo: 

Segunda lectura (1 Juan 3, 18-24)

Seguimos escuchando la Primera Carta de San Juan. Hoy nos dice cómo debe demostrarse el amor verdadero. Escuchemos atentos sus instrucciones.

Evangelio (Juan 15, 1-8)

Jesús, en su conversación de la Ultima Cena, mediante una comparación nos dice hoy lo que debemos hacer para permanecer unidos a él y poder dar fruto abundante. Cantemos el aleluya para prepararnos a la escucha de esta buena noticia.

Oración de los fieles

Invoquemos, hermanos, a Dios Padre todopoderoso, y, confiados en la resurrección de su Hijo, pidámosle que escuche nuestra oración.

Digamos todos: «Aumenta en nosotros el amor, Señor»

  1. Para que Jesús resucitado y presente siempre en la Iglesia, la vivifique y la haga una y Santa, para que pueda alabarle con los ángeles en el cielo. Oremos.
  2. Por el Papa, los obispos y todos los sacerdotes: para que sean ejemplo de amor fraterno materializado en obras. Oremos.
  3. Por nuestros gobernantes: para que elijan los caminos de la verdadera paz para nuestra Patria y promuevan los medios que conducen al verdadero bien de los hombres. Oremos.
  4. Por los pobres, los enfermos, los que sufren penas o tristezas del alma o del cuerpo: para que siempre reciban de nosotros todo aquello que evidencie que los amamos realmente. Oremos.
  5. Para que los aquí reunidos experimentemos en nuestra vida la fuerza de Cristo resucitado y llevemos esa alegre noticia al mundo que nos rodea, tanto de palabra como con nuestras obras. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

 Presentamos al Señor las ofrendas de pan y vino, y también el fruto de nuestro esfuerzo por mantenernos unidos a la vid verdadera.

Comunión

Cristo quiere que permanezcamos en él, como él en nosotros. Fortalezcamos esa unión con Jesús, acercándonos a comulgar. Lo hacemos con santa devoción y cantando.

Final 

La Palabra de Dios ha sido parte de nuestro alimento en esta santa Misa. Nuestra misión es hacerla vida, y una forma de practicar lo que hemos aprendido hoy, es traer a los pies de Cristo a todos aquellos que se han desligado de la vid y vagan por el mundo sin Dios.

Les esperamos a todos el próximo domingo.

Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más popular

Don de Temor de Dios

Don de Piedad

Don de Ciencia

Comentarios recientes