InicioLuturgiaMoniciones Ciclo BMoniciones V Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

Moniciones V Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

Monición de entrada

Queridos hermanos, en el quinto domingo del Tiempo Ordinario nos complace darles la bienvenida a esta celebración eucarística.

Como en aquel tiempo se aglomeraba la gente en torno a Jesús para encontrar en él la sanación de sus heridas, también nosotros hoy nos congregamos en torno al altar, donde nos encontraremos con Jesús vivo que quiere alimentarnos y darnos una nueva vida.

En esa búsqueda, comencemos esta santa misa. De pie, cantamos…

Moniciones a las lecturas

Opción 1: Monición única para todas las lecturas

En la primera lectura, nos encontramos con Job que atraviesa tiempos de desgracia y su vida cae en la desesperación. Desde un contexto similar, en el pasaje evangélico Jesús trae vida nueva, salud integral al ser humano. Pablo, en el texto de la carta a los Corintios, manifiesta la profunda necesidad que siente de transmitir el evangelio. Escuchemos atentos este mensaje de salvación. 

Opción 2: Moniciones para cada lectura

Primera lectura (Job 7, 1-4. 6-7)

Como un adelanto del evangelio de hoy, el libro de Job nos presenta el problema del mal en el mundo. Escuchemos.

Salmo responsorial (Salmo 146)

 El salmo 146 parece fijarse en esta situación desesperada  que nos presentó la primera lectura, e intenta responder desde la fe. Contestaremos todos: 

Segunda lectura (1 Corintios 9, 16-19. 22-23)

En el pasaje que leeremos hoy de San Pablo no se trata, como en los domingos anteriores, de responder a consultas de los corintios. Pablo habla de sí mismo y de lo orgulloso que está de la misión que ha recibido.

Evangelio (Marcos 1, 29-39)

Sigue Marcos resumiendo lo que sería el programa de una jornada de Jesús en su ministerio de Profeta. Preparémonos para escuchar este relato, cantando el aleluya.

Oración de los fieles

El Señor Jesús es el principio de la nueva creación; en Él todo hombre se abre a la fe y a la esperanza. Con este espíritu dirigimos nuestra oración al Padre diciendo todos:

Renuévanos con tu presencia, Señor

  1. Por la Iglesia, para que abra siempre sus puertas al Señor y no se cierre en la vida de conformidad e indiferencia con los más necesitados que acuden solícitos a su presencia. Oremos.
  2. Por los obispos, sacerdotes, diáconos, ministros consagrados y quienes tienen por misión la evangelización, para que no desfallezcan en su predicación, y a ejemplo de San Pablo, puedan permanecer firmes hasta el fin. Oremos.
  3. Para que los que rigen los destinos de los pueblos lo hagan con la dedicación que su compromiso requiere. Oremos.
  4. Para que los más necesitados del mundo, especialmente los emigrantes, encuentren consuelo y protección. Oremos.
  5. Por todos nosotros, reunidos en torno al altar del Señor, para que no dejemos de anunciar que Cristo es el salvador del mundo, y lo hagamos de forma coherente con nuestra forma de actuar y de anunciar. Oremos. 

Presentación de las Ofrendas

Con el pan y el vino ofrezcamos también el fruto de nuestro esfuerzo y nuestra firme disposición de servir a los demás. Cantemos…

Comunión

«Todo el mundo te busca», le dijeron los discípulos a Jesús en el Evangelio de hoy. Nosotros también lo buscamos y Él se deja encontrar. Acudamos a su encuentro en la Santa Comunión. Cantemos todos..

Final

El deseo de anunciar la Buena Noticia hacía que Jesús se moviera con frecuencia de un lugar a otro. Hoy somos nosotros sus instrumentos y vamos a llevar el mensaje de salvación a todos aquellos que lo necesitan.

Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más popular

Don de Temor de Dios

Don de Piedad

Don de Ciencia

Comentarios recientes