InicioLuturgiaMoniciones EspecialesMoniciones Fiesta de los Santos Inocentes (28 de diciembre)

Moniciones Fiesta de los Santos Inocentes (28 de diciembre)

- Anuncio -

 Monición de entrada

Buenos días (tardes, noches) queridos hermanos. Les damos la más cordial bienvenida a esta Santa Misa. Hoy celebramos la Fiesta de los Santos Inocentes, con la que, de nuevo, la Navidad se viste de rojo y nos hace caer en la realidad de que el camino del seguimiento de Jesús está lleno de dificultades para todo cristiano.  Al testimonio de Esteban y de Juan el apóstol, celebrado en los dos días anteriores, se añade hoy el de los niños inocentes de Belén.

Pidiendo la fuerza divina para no acobardarnos en este camino, iniciemos con alegría la celebración de hoy. De pie y cantamos.

Moniciones a las lecturas 

Primera lectura (1 Juan 1, 5—2, 2) 

Después del prólogo, que oímos ayer, la carta de Juan entra en el primer gran tema de su mensaje: Dios es luz, Jesucristo está en la luz, y nosotros debemos también caminar en la luz. ¿Cómo conseguir eso? Juan nos lo explica; escuchemos.

Salmo responsorial (Salmo 123)

Seguramente san Esteban tenía muy claras las palabras con las que Jesús encomendó su espíritu en la cruz del Calvario y hace uso de ellas en los últimos instantes de su vida. Nosotros nos unimos a San Esteban diciendo todos: A tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu. 

Evangelio (Mateo 2, 13-18)

- Anuncio -

El Evangelio de San Mateo, con el pasaje de la huida a Egipto y el episodio de los niños de Belén, nos ayudará a descubrir la profundidad del nacimiento del Mesías: la oposición de las tinieblas contra la luz y de la maldad contra el bien. Preparémonos, cantando el aleluya, para escuchar este importante mensaje.

Oración de los fieles

Confiándonos en la intercesión de los Santos Inocentes dirijamos nuestras oraciones a Dios. Repitamos juntos:  Señor, aumenta nuestra fe.

  1. Por la Iglesia: para que siga manteniéndose firme en la defensa de la vida y dando testimonio de Cristo ante el mundo. Oremos.
  2. Para que sea abolida la pena de muerte en los países en los que aún está en vigor: que el respeto incondicional por la vida humana sea más fuerte que la venganza que nos hace sentir el derecho de asesinar a quien ha cometido crímenes. Oremos
  3. Por los niños abandonados, explotados, abusados, asesinados: que todo su dolor encuentre sentido en el corazón de Jesús, que cada herida sea sanada por su amor, para que todos tengan garantizada una infancia preservada de la violencia y del maltrato. Oremos.
  4. Por la comunidad reunida aquí este día, especialmente por quienes han perdido a un familiar o ser querido: que el Señor enjugue sus lágrimas y puedan vivir su dolor en la fe, con la esperanza de que un día gozarán de nuevo juntos, contemplando el rostro de Dios. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

Los Santos Inocentes ofrendaron su vida a Dios. Junto al pan y el vino, nosotros ofrendamos la nuestra. Cantemos.

Comunión

El Cuerpo y Sangre de Cristo nos dan vida eterna. Acerquémonos a recibir ese alimento que nunca perece.

Final

La Palabra de Dios hoy nos ha alentado en nuestra fe. Vayamos a seguir viviendo estos días de Navidad cristianamente, animando a aquellos que han perdido la esperanza en una vida plena con Dios.

- Anuncio -
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Anuncio -

Más popular

Comentarios recientes