sábado, abril 13, 2024
InicioLuturgiaMoniciones EspecialesMoniciones y Lecturas 2 de abril de 2024 - martes de la...

Moniciones y Lecturas 2 de abril de 2024 – martes de la Octava de Pascua

Monición de entrada

Queridos hermanos, tengan todos muy buenos días (tardes, noches). Sean todos bienvenidos a la celebración eucarística de hoy, martes de la Octava de Pascua.

Seguiremos escuchando la experiencia del encuentro con el Resucitado que tuvieron los discípulos y otras personas cercanas a Jesús, narrados por los evangelistas.

Cristo está vivo! y eso nos anima a comenzar con alegría esta santa misa con el canto de entrada. De pie, por favor y cantemos todos.

También te puede interesar:

Moniciones a las lecturas

Monición a la primera lectura (Hechos de los apóstoles 2, 36-41)

En la primera lectura de hoy leemos el final del discurso de Pentecostés que Pedro dirigió al pueblo reunido. Con claridad y valentía proclama el acontecimiento de la Pascua desde la perspectiva mesiánica. Escuchémoslo también nosotros.

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 2, 36-41

El día de Pentecostés, decía Pedro a los judíos:

—«Todo Israel esté cierto de que al mismo Jesús, a quien vosotros crucificasteis, Dios lo ha constituido Señor y Mesías».

Estas palabras les traspasaron el corazón, y preguntaron a Pedro y a los demás apóstoles:

—«¿Qué tenemos que hacer, hermanos?».

Pedro les contestó:

—«Convertíos y bautizaos todos en nombre de Jesucristo para que se os perdonen los pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque la promesa vale para vosotros y para vuestros hijos y, además, para todos los que llame el Señor, Dios nuestro, aunque estén lejos».

Con estas y otras muchas razones les urgía, y los exhortaba diciendo:

—«Escapad de esta generación perversa».

Los que aceptaron sus palabras se bautizaron, y aquel día se les agregaron unos tres mil.

Palabra de Dios.

Monición al salmo responsorial (Salmo 32)

También a nosotros Dios puede liberarnos de la muerte eterna y hacernos partícipes de su resurrección. Por eso alabemos a Dios con el salmo 32 diciendo:

Salmo responsorial: Salmo 32, 4-5. 18-19. 20 y 22

R. La misericordia del Señor llena la tierra.

La palabra del Señor es sincera,
y todas sus acciones son leales;
él ama la justicia y el derecho,
y su misericordia llena la tierra. R.

Los ojos del Señor están puestos en sus fieles,
en los que esperan en su misericordia,
para librar sus vidas de la muerte
y reanimarlos en tiempo de hambre. R.

Nosotros aguardamos al Señor:
él es nuestro auxilio y escudo.
Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros,
como lo esperamos de ti. R.

Monición al Evangelio (Juan 20, 11-18)

En esta Octava de Pascua seguimos escuchando los relatos de la resurrección de Jesús. Esta vez es Juan el que nos cuenta el encuentro de María Magdalena con el Resucitado.

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Juan 20, 11-18

En aquel tiempo, fuera, junto al sepulcro, estaba María, llorando. Mientras lloraba, se asomó al sepulcro y vio dos ángeles vestidos de blanco, sentados, uno a la cabecera y otro a los pies, donde había estado el cuerpo de Jesús.

Ellos le preguntan:

—«Mujer, ¿por qué lloras?».

Ella les contesta:

—«Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto».

Dicho esto, da media vuelta y ve a Jesús, de pie, pero no sabía que era Jesús.

Jesús le dice:

—«Mujer, ¿por qué lloras?, ¿a quién buscas?».

Ella, tomándolo por el hortelano, le contesta:

—«Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo lo recogeré».

Jesús le dice:

—«¡María!».

Ella se vuelve y le dice:

—«¡Rabboni!», que significa: «¡Maestro!».

Jesús le dice:

—«Suéltame, que todavía no he subido al Padre. Anda, ve a mis hermanos y diles: «Subo al Padre mío y Padre vuestro, al Dios mío y Dios vuestro»».

María Magdalena fue y anunció a los discípulos:

—«He visto al Señor y ha dicho esto».

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

Presidente: Elevemos al Señor nuestra oración, para que, tocando nuestra vida con su Palabra, la trasforme en un don de gracia para el mundo. Digamos:

Haz que escuchemos tu voz, Señor.

  1. Por la Iglesia, para que siempre esté en la búsqueda del rostro y de la voz del Señor, para luego difundirla al mundo entero. Oremos.
  2. Por los que han recibido el Bautismo de adultos en esta Pascua, para que acojan con alegría y gratitud la vida nueva que les ha sido donada y encuentren en su comunidad testigos verdaderos de Cristo con los que puedan caminar juntos hacia la realización del Reino. Oremos.
  3. Por los que gobiernan las naciones, para que la fuerza del Resucitado les impulse a trabajar por el bien común de sus pueblos. Oremos.
  4. Por todos los que lloran por sus seres queridos difuntos, para que la buena nueva de la resurrección pueda llegar hasta su dolor y aliviarlo, con la certeza de que la muerte es un paso hacia la vida que Cristo ha ganado para nosotros con su cruz. Oremos.
  5. Por esta comunidad, para que la alegría que colmó a María Magdalena nos llene también a nosotros, al encontrarnos en esta misa con la presencia de real de Cristo vivo. Oremos.

Presidente: Acoge, Señor, nuestra oración, para que, sostenidos por tu presencia, podamos dar a los hombres la buena noticia de tu amor. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Presentación de las Ofrendas

Con la alegría de la Pascua, llevemos ahora al altar nuestras ofrendas de pan y vino.

Comunión.

Cristo vive! Cristo ha resucitado y está presente en el pan y el vino consagrados. Ahora acudamos con alegría a recibirle.

Final

Queridos hermanos, María Magdalena no se quedó ella con la experiencia de su encuentro con el Resucitado, sino que fue a contárselo a los discípulos. Después de nuestro encuentro con Cristo vivo en esta Eucaristía, vallamos a proclamarlo a quienes nos rodean.

También te puede interesar:

Una forma de agradecer por este servicio que te brindamos es comentando y compartiendo nuestras publicaciones. 


Fuentes: Caballero, B., La Palabra cada día, Ed San Pablo, Madrid, 1990; Aldazábal, José, Enséñanos tus caminos 3 La Pascua día tras día, Centro de Pastoral Litúrgica, Barcelona, 1999; Monjas Agustinas de los Cuatro Santos Coronados, Oración de los Fieles Tiempo de Cuaresma y Pascua, Ed San Pablo, Bogotá, Colombia.

Comentarios de Facebook
Cristomanía Católica
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Musica

Cantos de entrada para la misa, con acordes y vídeo

0
Les ofrecemos un repertorio amplio de cantos litúrgicos de entrada para la Santa Misa, con acordes y cada canto incluye, al final, un vínculo al vídeo correspondiente.
Sandy Caldera

Sandy Caldera: cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana. Su biografía y sus canciones.

0
Sandy Caldera es una cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana, cuyo testimonio es conmovedor, puesto que es invidente de nacimiento; pero Dios la ha dotado de grandes carismas para convertirse en la motivación de todos aquellos pesimistas que creen que Dios castiga y abandona a las personas con capacidades especiales.
Celinés Díaz

Celinés Díaz: cantante católica dominicana, su biografía y sus canciones

0
Conozcamos ahora a otra joven cantante y compositora católica que se está abriendo espacio entre un nutrido grupo de artistas que emergen, por la...
Athenas

Athenas (Athenas María Vinica): Su biografía y sus canciones

0
Athenas, cantante y compositora católica argentina, con tres discos de alabanzas y 7 de salmos para la Santa Misa, además de cantos para el Santo Rosario

Martín Valverde Rojas: biografía y canciones

0
Seguimos con nuestro apoyo a los artistas católicos. Conozcamos a Martín Valverde Rojas: Cantante católico, su biografía y sus canciones. Sin lugar a dudas Martín...