lunes, febrero 26, 2024
InicioLuturgiaMoniciones y Lecturas Diarias Tiempo Ordinario Año ImparMoniciones y Lecturas lunes 16 de enero de 2023 - II Semana...

Moniciones y Lecturas lunes 16 de enero de 2023 – II Semana Tiempo Ordinario Años Impares

Monición de Entrada

Queridos hermanos, tengan todos muy buenos días (tardes, noches). Con la misa de hoy nos adentramos en la segunda semana del tiempo ordinario. Sean todos bienvenidos.

Continuamos escuchando la lectura de la carta a los Hebreos y el Evangelio de San Marcos.

Dispongámonos a que la Palabra nos siga edificando y que la participación en la Santa Misa diaria nos sigua fortaleciendo en nuestro crecimiento cristiano. Comencemos hoy con el canto de entrada. De pie, por favor.

También te puede interesar:

Moniciones a las lecturas

Monición a la primera lectura (Hebreos 5,1-10)

El autor de la carta a los Hebreos entra hoy en su tema central, el sacerdocio de Cristo, comparado con el del templo.  Escuchemos atentos.

PRIMERA LECTURA

Lectura de la carta a los Hebreos 5,1-10

Hermanos:

El Sumo Sacerdote, escogido entre los hombres, está puesto para representar a los hombres en el culto a Dios: para ofrecer dones y sacrificios por los pecados.

Él puede comprender a los ignorantes y extraviados, ya que él mismo está envuelto en debilidades.

A causa de ellas tiene que ofrecer sacrificios por sus propios pecados, como por los del pueblo.

Nadie puede arrogarse este honor: Dios es quien llama, como en el caso de Aarón.

Tampoco Cristo se confirió a sí mismo la dignidad de Sumo Sacerdote, sino aquél que le dijo: «Tú eres mi hijo, yo te he engendrado hoy», o como dice otro pasaje de la Escritura: «Tú eres Sacerdote eterno, según el rito de Melquisedec».

Cristo, en los días de su vida mortal, a gritos y con lágrimas, presentó oraciones y súplicas al que podía salvarlo de la muerte, cuando en su angustia fue escuchado. Él, a pesar de ser Hijo, aprendió, sufriendo, a obedecer. Y, llevado a la consumación, se ha convertido para todos los que le obedecen en autor de salvación eterna, proclamado por Dios Sumo Sacerdote, según el rito de Melquisedec.

Palabra de Dios.

Monición al salmo responsorial (Salmo 109)

El salmo para la liturgia de hoy no podía ser otro que el 109, cuyas afirmaciones, la comunidad cristiana las aplicó desde el principio a Cristo Jesús. Unámonos al salmista diciendo todos:

Salmo responsorial: Salmo 109, 1. 2. 3. 4

R. Tú eres sacerdote eterno,
según el rito de Melquisedec.

Oráculo del Señor a mi Señor:
«Siéntate a mi derecha,
y haré de tus enemigos
estrado de tus pies». R.

Desde Sión extenderá el Señor
el poder de tu cetro:
somete en la batalla a tus enemigos. R.

«Eres príncipe desde el día de tu nacimiento,
entre esplendores sagrados;
yo mismo te engendré, como rocío,
antes de la aurora». R.

El Señor lo ha jurado y no se arrepiente:
«Tú eres sacerdote eterno,
según el rito de Melquisedec». R.

Monición al Evangelio (Marcos 2, 18-22)

El Evangelio de San Marcos nos muestra hoy otro motivo más del enfrentamiento de Jesús con los fariseos. Después de enfrentar la elección de Leví, un publicano, que escuchábamos el día sábado, ahora murmuran cuestiones del ayuno. 

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Marcos 2, 18-22

En aquel tiempo, los discípulos de Juan y los fariseos estaban de ayuno. Vinieron unos y le preguntaron a Jesús:

—«Los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan. ¿Por qué los tuyos no?».

Jesús les contestó:

—«¿Es que pueden ayunar los amigos del novio, mientras el novio está con ellos? Mientras tienen al novio con ellos, no pueden ayunar.

Llegará un día en que se lleven al novio; aquel día sí que ayunarán.

Nadie le echa un remiendo de paño sin remojar a un manto pasado; porque la pieza tira del manto, lo nuevo de lo viejo, y deja un roto peor.

Nadie echa vino nuevo en odres viejos; porque revienta los odres, y se pierden el vino y los odres; a vino nuevo, odres nuevos».

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

Presidente: Cristo, sacerdote eterno, non se atribuye a sí mismo el mérito de Sumo Sacerdote, sino que lo remite al Padre y por eso fue glorificado. Seguros de su mediación, digamos juntos:

Padre, escucha nuestra oración.

  1. Por los que el Señor ha llamado al sacerdocio, para que, conscientes de sus propias debilidades e insuficiencias, pero animados por la compasión y la firmeza, guíen las almas hacia Dios y pongan su vida a plena disposición de Aquel que los ha llamado. Oremos.
  2. Por las vocaciones a la vida sacerdotal y consagrada, para que los miedos y las dificultades no sean obstáculo para quien tiene en el corazón el deseo de donar su vida al Señor para el servicio  a los hermanos, sino que, por el contrario, todos sean sostenidos por la oración de la Iglesia entera. Oremos.
  3. Por quienes también han sido llamados y tienen la vocación de servir a la sociedad desde algún cargo en el gobierno de las naciones, para que lo hagan con humildad y entrega al pueblo que les eligió. Oremos. 
  4. Por los pobres, especialmente por los que no tienen morada fija, para que puedan abandonarse con confianza a la voluntad de Dios. Oremos.
  5. Por todos nosotros, para que la Palabra que hemos escuchado penetre nuestros corazones y la hagamos producir al ciento por uno con nuestras buenas obras. Oremos.

Presidente: Oh Dios que has acogido las oraciones de tus hijos, por las llagas de Jesús y por su abandono confiado a tu voluntad, te pedimos también la gracia de glorificar tu nombre todos los días de nuestra vida. Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor. Amén.

Presentación de las Ofrendas

«El Sumo Sacerdote… está puesto para ofrecer dones y sacrificios por los pecados». Llevemos ahora al altar, nuestras ofrendas de pan y vino.

Comunión

El pan que Jesús nos ofrece, nos da la vida eterna. Acudamos con fe a comulgar.

Final

Queridos hermanos, animados por la Palabra y alimentados con el Pan Eucarístico, ahora retornamos a nuestros hogares a vivir con firmeza nuestra fe.

También te puede interesar:

Una forma de agradecer por este servicio que te brindamos es comentando y compartiendo nuestras publicaciones. 

Fuentes: Monjas Agustinas de los Cuatro Santos Coronados, Oración de los Fieles Tiempo Ordinario Ciclo Ferial, Ed San Pablo, Bogotá, Colombia; Farnés Sherer, Pedro, Moniciones y Oraciones Sálmicas, Ed. Regina, Mallorca, 1978.

Comentarios de Facebook
Cristomanía Católica
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Musica

Cantos de entrada para la misa, con acordes y vídeo

0
Les ofrecemos un repertorio amplio de cantos litúrgicos de entrada para la Santa Misa, con acordes y cada canto incluye, al final, un vínculo al vídeo correspondiente.
Sandy Caldera

Sandy Caldera: cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana. Su biografía y sus canciones.

0
Sandy Caldera es una cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana, cuyo testimonio es conmovedor, puesto que es invidente de nacimiento; pero Dios la ha dotado de grandes carismas para convertirse en la motivación de todos aquellos pesimistas que creen que Dios castiga y abandona a las personas con capacidades especiales.
Celinés Díaz

Celinés Díaz: cantante católica dominicana, su biografía y sus canciones

0
Conozcamos ahora a otra joven cantante y compositora católica que se está abriendo espacio entre un nutrido grupo de artistas que emergen, por la...
Athenas

Athenas (Athenas María Vinica): Su biografía y sus canciones

0
Athenas, cantante y compositora católica argentina, con tres discos de alabanzas y 7 de salmos para la Santa Misa, además de cantos para el Santo Rosario

Martín Valverde Rojas: biografía y canciones

0
Seguimos con nuestro apoyo a los artistas católicos. Conozcamos a Martín Valverde Rojas: Cantante católico, su biografía y sus canciones. Sin lugar a dudas Martín...