lunes, febrero 26, 2024
InicioLuturgiaMoniciones y Lecturas Diarias Tiempo Ordinario Año ImparMoniciones y Lecturas martes 19 de septiembre de 2023 - XXIV Semana...

Moniciones y Lecturas martes 19 de septiembre de 2023 – XXIV Semana Tiempo Ordinario Años Impares

Monición de entrada

Buenos días (tardes, noches) queridos hermanos. Con la más cordial de las bienvenidas les recibimos en la casa de Dios para celebrar juntos la santa misa, en el martes de la vigésimo cuarta semana del tiempo ordinario.

El amor de Cristo nos reúne en banquete fraternal. La Palabra nos transmite ese mensaje de amor y misericordia de Dios, que se compadece de nuestro dolor. Confiando en Él nuestras preocupaciones, iniciemos esta misa con el canto de entrada.

También te puede interesar:

Moniciones a las lecturas

Monición a la primera lectura (1 Timoteo 3, 1-13)

s. 

PRIMERA LECTURA

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a Timoteo 3, 1-13

Querido hermano:

Está muy bien dicho que quien aspira a ser obispo no es poco lo que desea, porque el obispo tiene que ser irreprochable, fiel a su mujer, sensato, equilibrado, bien educado, hospitalario, hábil para enseñar, no dado al vino ni amigo de reyertas, comprensivo, no agresivo ni interesado.

Tiene que gobernar bien su propia casa y hacerse obedecer de sus hijos con dignidad.

Uno que no sabe gobernar su casa, ¿cómo va a cuidar de una Iglesia de Dios?

Que no sea recién convertido, por si se le sube a la cabeza y lo condenan como al diablo.

Se requiere, además, que tenga buena fama entre los de fuera, para evitar el descrédito y que lo atrape el diablo.

También los diáconos tienen que ser responsables, hombres de palabra, no aficionados a beber mucho ni a sacar dinero, conservando la fe revelada con una conciencia limpia.

También éstos tienen que ser probados primero, y, cuando se vea que son irreprensibles, que empiecen su servicio.

Las mujeres, lo mismo, sean respetables, no chismosas, sensatas y de fiar en todo.

Los diáconos sean fieles a su mujer y gobiernen bien sus casas y sus hijos, porque los que se hayan distinguido en el servicio progresarán y tendrán libertad para exponer la fe en Cristo Jesús.

Palabra de Dios.

Monición al salmo responsorial (Salmo 100)

Después de escuchar las exigencias que San Pablo hace a los responsables de la comunidad cristiana, nuestra respuesta, con el salmo 100, se hace propósito: andaré con rectitud de corazón. Proclamemos la justicia y la bondad de Dios diciendo: 

Salmo responsorial: Salmo 100, 1-2ab. 2cd-3ab. 5. 6

R. Andaré con rectitud de corazón.

Voy a cantar la bondad y la justicia,
para ti es mi música, Señor;
voy a explicar el camino perfecto:
¿cuándo vendrás a mí? R.

Andaré con rectitud de corazón
dentro de mi casa;
no pondré mis ojos
en intenciones viles.
Aborrezco al que obra mal. R.

Al que en secreto difama a su prójimo
lo haré callar;
ojos engreídos, corazones arrogantes,
no los soportaré. R.

Pongo mis ojos en los que son leales,
ellos vivirán conmigo;
el que sigue un camino perfecto,
ése me servirá. R.

Monición al Evangelio (Lucas 7, 11-17)

La escena evangélica de hoy,  pone de relieve el corazón de Cristo, lleno de humanidad,
que se compadece del dolor de los que sufren sufren y les alivia con sus palabras , sus gestos y sus milagros! 

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Lucas 7, 11-17

En aquel tiempo, iba Jesús camino de una ciudad llamada Naín, e iban con él sus discípulos y mucho gentío.

Cuando se acercaba a la entrada de la ciudad, resultó que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda; y un gentío considerable de la ciudad la acompañaba.

Al verla el Señor, le dio lástima y le dijo:

—«No llores».

Se acercó al ataúd, lo tocó (los que lo llevaban se pararon) y dijo:

—«¡Muchacho, a ti te lo digo, levántate!».

El muerto se incorporó y empezó a hablar, y Jesús se lo entregó a su madre.

Todos, sobrecogidos, daban gloria a Dios, diciendo:

—«Un gran Profeta ha surgido entre nosotros. Dios ha visitado a su pueblo».

La noticia del hecho se divulgó por toda la comarca y por Judea entera.

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

Presidente: El Señor está lleno de misericordia por nuestras fragilidades. Elevemos a Él nuestra voz con la certeza de que somos escuchados. Digamos todos:

Escúchanos, Señor.

  1. Por la Iglesia, para que sea siempre el lugar donde es posible experimentar la misericordia de Dios. Que no se deje seducir por el prestigio y el poder, sino que, en la sencillez, se ponga al servicio de cada hombre. Oremos.
  2. Por el Santo Padre y todos los sacerdotes, para que puedan ser instrumentos de compasión. Que, alcanzando con su modo de vivir el corazón de los hombres, les ayuden a descubrir la presencia del Señor en su historia y a poner sólo en Él su confianza. Oremos.
  3. Por los gobernantes de las naciones, para que se compadezcan de los más desprotegidos de la sociedad e impulsen políticas que les lleven alivio y prosperidad. Oremos.
  4. Por los que viven en la soledad y en precarias condiciones económicas. Que no se dejen vencer por el sufrimiento y por el desánimo, sino que se confíen al Señor y que, con la ayuda concreta de los hermanos y de las instituciones, vuelvan a abrir su corazón a la esperanza. Oremos.
  5. Por nosotros aquí reunidos, para que vivamos con responsabilidad nuestra fe, esforzándonos cada día y en toda circunstancia por ser testimonio auténtico de la Palabra de Dios. Oremos.

Presidente: Oh Dios, escucha nuestras oraciones y ayúdanos a amar a nuestros hermanos como quieres tú. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.

Presentación de las Ofrendas

Presentamos al Señor el vino y el pan. También nuestras angustias, preocupaciones y tristezas para que Él se compadezca de nosotros.

Comunión.

Cristo, compasivo y misericordioso, nos muestra su amor quedándose en el Pan y el Vino. Acerquémonos con fe a comulgar.

También te puede interesar:

Una forma de agradecer por este servicio que te brindamos es comentando y compartiendo nuestras publicaciones. 


Fuentes: Caballero, B., La Palabra cada día, Ed San Pablo, Madrid, 1990; Aldazábal, José, Enséñanos tus caminos 5, Centro de Pastoral Litúrgica, Barcelona, 1996; Secretariado Nacional de Liturgia, Comentarios Bíblicos al Leccionario del Tiempo Ordinario; Monjas Agustinas de los Cuatro Santos Coronados, Oración de los Fieles Tiempo Ordinario Ciclo Ferial, Ed San Pablo, Bogotá, Colombia

Comentarios de Facebook
Cristomanía Católica
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Musica

Cantos de entrada para la misa, con acordes y vídeo

0
Les ofrecemos un repertorio amplio de cantos litúrgicos de entrada para la Santa Misa, con acordes y cada canto incluye, al final, un vínculo al vídeo correspondiente.
Sandy Caldera

Sandy Caldera: cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana. Su biografía y sus canciones.

0
Sandy Caldera es una cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana, cuyo testimonio es conmovedor, puesto que es invidente de nacimiento; pero Dios la ha dotado de grandes carismas para convertirse en la motivación de todos aquellos pesimistas que creen que Dios castiga y abandona a las personas con capacidades especiales.
Celinés Díaz

Celinés Díaz: cantante católica dominicana, su biografía y sus canciones

0
Conozcamos ahora a otra joven cantante y compositora católica que se está abriendo espacio entre un nutrido grupo de artistas que emergen, por la...
Athenas

Athenas (Athenas María Vinica): Su biografía y sus canciones

0
Athenas, cantante y compositora católica argentina, con tres discos de alabanzas y 7 de salmos para la Santa Misa, además de cantos para el Santo Rosario

Martín Valverde Rojas: biografía y canciones

0
Seguimos con nuestro apoyo a los artistas católicos. Conozcamos a Martín Valverde Rojas: Cantante católico, su biografía y sus canciones. Sin lugar a dudas Martín...