lunes, febrero 26, 2024
InicioLuturgiaMoniciones y Lecturas Diarias Tiempo Ordinario Año ImparMoniciones y Lecturas viernes 2 de junio de 2023 - VIII Semana...

Moniciones y Lecturas viernes 2 de junio de 2023 – VIII Semana Tiempo Ordinario Años Impares

Monición de entrada

Queridos hermanos, en el viernes de la octava semana del tiempo ordinario, les damos la más cordial bienvenida a esta celebración eucarística.

Es la fe la que nos ha movido a este lugar para participar de este banquete. Con esa misma fe, entonemos todos el canto de entrada. De pie y cantemos.

También te puede interesar:

Moniciones a las lecturas

Monición a la primera lectura (Sirácida 44, 1. 9-13)

Dispongámonos a escuchar, en la primera lectura, un himno de alabanza a los antepasdos ilustres del pueblo de Isreal, un elogio a quienes han dejado huella en el pueblo. 

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro de Sirácida 44, 1. 9-13

Hagamos el elogio de los hombres de bien,
de la serie de nuestros antepasados.

Hay quienes no dejaron recuerdo,
y acabaron al acabar su vida:
fueron como si no hubieran sido,
y lo mismo sus hijos tras ellos.

No así los hombres de bien,
su esperanza no se acabó;
sus bienes perduran en su descendencia,
su heredad pasa de hijos a nietos.

Sus hijos siguen fieles a la alianza,
y también sus nietos, gracias a ellos.

Su recuerdo dura por siempre,
su caridad no se olvidará.

Palabra de Dios.

Monición al salmo responsorial (Salmo 149)

Si la primera lectura elogiaba al hombre, el salmo 149 alaba a Dios, que hizo y dirige al hombre. Unámonos a esta alabanza diciendo todos: 

Salmo responsorial: Salmo149, 1-2. 3-4. 5-6a y 9b

R. El Señor ama a su pueblo.

Cantad al Señor un cántico nuevo,
resuene su alabanza en la asamblea de los fieles;
que se alegre Israel por su Creador,
los hijos de Sión por su Rey. R.

Alabad su nombre con danzas,
cantadle con tambores y cítaras;
porque el Señor ama a su pueblo
y adorna con la victoria a los humildes. R.

Que los fieles festejen su gloria
y canten jubilosos en filas:
con vítores a Dios en la boca;
es un honor para todos sus fieles. R.

Monición al Evangelio (Marcos 11, 11-26)

Cristo ha entrado ya en Jerusalén, y comienza en el evangelio de Marcos la sección dedicada a la actividad de Jesús en la ciudad santa antes de su pasión. Hoy vemos
dos gestos proféticos del Señor.

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Marcos 11, 11-26

Después que la muchedumbre lo hubo aclamado, entró Jesús en Jerusalén, derecho hasta el templo, lo estuvo observando todo y, como era ya tarde, se marchó a Betania con los Doce.

Al día siguiente, cuando salió de Betania, sintió hambre. Vio de lejos una higuera con hojas y se acercó para ver si encontraba algo; al llegar no encontró más que hojas, porque no era tiempo de higos. Entonces le dijo:

—«Nunca jamás coma nadie de ti».

Los discípulos lo oyeron.

Llegaron a Jerusalén, entró en el templo y se puso a echar a los que traficaban allí, volcando las mesas de los cambistas y los puestos de los que vendían palomas. Y no consentía a nadie transportar objetos por el templo.

Y los instruía, diciendo:

—«¿No está escrito: «Mi casa se llamará casa de oración para todos los pueblo?». Vosotros, en cambio, la habéis convertido en cueva de bandidos».

Se enteraron los sumos sacerdotes y los escribas y, como le tenían miedo, porque todo el mundo estaba asombrado de su doctrina, buscaban una manera de acabar con él.

Cuando atardeció, salieron de la ciudad.

A la mañana siguiente, al pasar, vieron la higuera seca de raíz. Pedro cayó en la cuenta y dijo a Jesús:

—«Maestro, mira, la higuera que maldijiste se ha secado».

Jesús contestó:

—«Tened fe en Dios. Os aseguro que si uno dice a este monte: «Quítate de ahí y tírate al mar», no con dudas, sino con fe en que sucederá lo que dice, lo obtendrá.

Por eso os digo: Cualquier cosa que pidáis en la oración, creed que os la han concedido, y la obtendréis.

Y cuando os pongáis a orar, perdonad lo que tengáis contra otros, para que también vuestro Padre del cielo os perdone vuestras culpas».

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

Presidente: Pidamos al Señor que, al acoger su Palabra, nuestra vida dé siempre mucho fruto. Digamos juntos:

Santifica y bendice tu Iglesia, Señor.

  1. Por la Iglesia, para que, a través de la oración incesante y la recíproca caridad, dé al mundo testimonio del amor que Dios tiene por cada hombre. Oremos.
  2. Por el Papa Francisco y todo el orden sacerdotal, para sean verdaderos modelos de fe y de vida a través de su testimonio de fidelidad a Dios, autenticidad de vida evangélica y acogida de los hermanos que están en la necesidad. Oremos.
  3. Por los que tienen responsabilidades de gobierno, para que puedan ser dóciles a la acción de la gracia y de su labor nazcan frutos de obras buenas al servicio de los últimos. Oremos.
  4. Por los que han perdido la esperanza y piensan en el suicidio, por los que viven sin creer en el amor y en el bien, para que descubran la fuerza y la belleza de la oración y encuentren en Dios la alegría de vivir su don más grande, es decir, la vida. Oremos.

Presidente: Padre bueno, que quieres que tu casa sea para cada hombre un lugar de oración y de escucha, acógenos con nuestras súplicas y escúchalas en tu misericordia. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Presentación de las Ofrendas

Con las ofrendas de pan y vino, ofrezcamos nuestras vidas para que Dios nos permita convertirnos en modelos de las nuevas generaciones.

Comunión.

Cristo está presente en forma real en el pan y el vino consagrados. Con esas fe, acerquémonos a comulgar.

Final

Queridos hermanos, con el compromiso de convertirnos en cristianos de fe, modelo para los demás, nos retiramos a nuestros hogares. Les esperamos mañana.

También te puede interesar:

Una forma de agradecer por este servicio que te brindamos es comentando y compartiendo nuestras publicaciones. 


Fuentes: Caballero, B., La Palabra cada día, Ed San Pablo, Madrid, 1990; Aldazábal, José, Enséñanos tus caminos 4, Centro de Pastoral Litúrgica, Barcelona, 1996; Secretariado Nacional de Liturgia, Comentarios Bíblicos al Leccionario del Tiempo Ordinario; Monjas Agustinas de los Cuatro Santos Coronados, Oración de los Fieles Tiempo Ordinario Ciclo Ferial, Ed San Pablo, Bogotá, Colombia; Farnés Sherer, Pedro, Moniciones y Oraciones Sálmicas, Ed. Regina, Mallorca, 1978.

Comentarios de Facebook
Cristomanía Católica
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Musica

Cantos de entrada para la misa, con acordes y vídeo

0
Les ofrecemos un repertorio amplio de cantos litúrgicos de entrada para la Santa Misa, con acordes y cada canto incluye, al final, un vínculo al vídeo correspondiente.
Sandy Caldera

Sandy Caldera: cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana. Su biografía y sus canciones.

0
Sandy Caldera es una cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana, cuyo testimonio es conmovedor, puesto que es invidente de nacimiento; pero Dios la ha dotado de grandes carismas para convertirse en la motivación de todos aquellos pesimistas que creen que Dios castiga y abandona a las personas con capacidades especiales.
Celinés Díaz

Celinés Díaz: cantante católica dominicana, su biografía y sus canciones

0
Conozcamos ahora a otra joven cantante y compositora católica que se está abriendo espacio entre un nutrido grupo de artistas que emergen, por la...
Athenas

Athenas (Athenas María Vinica): Su biografía y sus canciones

0
Athenas, cantante y compositora católica argentina, con tres discos de alabanzas y 7 de salmos para la Santa Misa, además de cantos para el Santo Rosario

Martín Valverde Rojas: biografía y canciones

0
Seguimos con nuestro apoyo a los artistas católicos. Conozcamos a Martín Valverde Rojas: Cantante católico, su biografía y sus canciones. Sin lugar a dudas Martín...