InicioRecursosSacramentosFunciones y requisitos de los padrinos de bautismo.

Funciones y requisitos de los padrinos de bautismo.

La elección de un padrino nunca debe ser antojadiza. Deben reunir ciertos requisitos, establecidos por el Código de Derecho Canónico, y los elegidos deben estar conscientes del compromiso que adquieren, tanto en el bautismo de niños como en el de adultos.

Con cierta frecuencia se dan casos de padrinos que son elegidos, no por méritos, sino por cierta «conveniencia». La responsabilidad de esas anomalías no siempre descansa en los papás, sino en las autoridades eclesiales que no orientan, ni establecen los mecanismos de verificación para comprobar la idoneidad de los candidatos.

Suceden casos muy curiosos en los que priman ciertos intereses muy ajenos a los establecidos por la Iglesia:

  • Intereses económicos: padres de familia que eligen a quienes «tienen dinero» para beneficios personales o para «asegurar», de alguna manera, el bienestar económicos de sus hijos, o para que colaboren económicamente para una gran fiesta de bautismo, aunque de cristianos, los elegidos tengan poco o nada. Más importante que el nivel social delos padrinos es su fe y su ejemplo de vida cristiana.
  • Solución de conflictos: casos en los que se eligen como padrinos a personas con quienes los papás del bautizado, o algún familiar, tienen ciertos conflictos, para «ver si así se liman asperezas.»
  • Amistad: No tiene malo elegir a los mejores amigos para ser padrinos de sus hijos, el problema surge en aquellos casos en que la amistad es el único requisito, sin importar si los elegidos van a desempeñar las funciones que la Iglesia pide o si cumplen los requisitos establecidos por el Código de Derecho Canónico.

Funciones principales de los padrinos

En el bautismo de adultos

La función de los padrinos no es solo complacer el deseo de los padres de un bautizando o al mismo bautizando (si ya es adulto). Es un compromiso que comienza en la celebración del sacramento y durará mucho tiempo.

En el bautismo de adultos, los padrinos tienen algunas funciones específicas:

  1. Avalar al catecúmeno ante la comunidad.
  2. Acompañar al candidato en el día de la celebración del sacramento.
  3. Acompañar y ayudar en el proceso de incorporación del neófito al misterio de Jesucristo y de la Iglesia (etapa «mistagógica»), o, como lo dice el Código de Derecho Canónico, «asistir en su iniciación cristiana al adulto que se bautiza» (c. 872)

Eso requiere que el o los padrinos tengan cierta preparación específica para el acompañamiento personal y la dirección espiritual que deben proveerle al bautizado.

En el bautismo de niños

En el bautismo de niños la función de los padrinos tiene dos objetos fundamentales:

  • Presentar al niño, junto con los padres, en la celebración del sacramento.
  • Junto a los padres, procurar que después lleve una vida cristiana congruente con el bautismo y cumpla fielmente las obligaciones inherentes al mismo (c. 872).

Esta última es la función más importante de los padrinos en el bautismo de niños. Quedan obligados a ayudar al bautizado a vivir su bautismo, a procurar que reciban la formación cristiana oportuna y que cumplan las obligaciones de todo bautizado.

Es también la razón por la que los padrinos deben reunir los requisitos que exige el canon 874. Lo primero es que el padrino tenga la intención de cumplir con su misión, que esté consciente del compromiso que adquiere; por eso se exige que éste haya cumplido los dieciséis años para asumir esa responsabilidad.

Además es un deber no subsidiario, sino cumulativo con el de los padres, desempeñando así un verdadero oficio. No se trata de vigilar el cumplimiento de las obligaciones inherentes al bautismo por parte del bautizado, solo si sus padres no cumplen con esa función o después de su fallecimiento, sino que «junto a los padres», está obligado el padrino a cumplir esa misión.

El padrino debe ser el modelo de vida cristiana para el ahijado y velar por el crecimiento espiritual del recién bautizado (niño o adulto), acompañarle en sus primeros pasos en la fe, que aprenda los fundamentos doctrinales y morales de la fe cristiana.

Requisitos

Número de padrinos

En cuanto al número de padrinos, el canon 873 indica: «Téngase un solo padrino o una sola madrina, o uno y una».

El canon es claro. Existen solo tres combinaciones posibles: a) Un padrino, b) Una madrina o, c) Un padrino y una madrina. ¿Se entiende que no se puede elegir a dos madrinas o dos padrinos, como sucede en no pocos casos, sin la vigilancia correspondiente?.

Catequesis previa

El canon 851 establece que: «los padres del niño que va a ser bautizado, y asimismo quienes asumirán la función de padrinos, han de ser convenientemente ilustrados sobre el significado de este sacramento y las obligaciones que lleva consigo«.

El párroco o la autoridad competente debe procurar los medios para que, tanto los padres del niño, como los padrinos, reciban la formación o catequesis fundamental para que éstos entiendan muy bien el significado del sacramento; pero, sobre todo, el compromiso u obligaciones que lleva consigo.

Cualidades

Por su parte, el canon 874 establece las cualidades o requisitos que debe reunir un candidato para ser admitido como padrino:

§ 1: Para que alguien sea admitido como padrino, es necesario que:

  • 1º Haya sido elegido por quien va a bautizarse o por sus padres o por quienes ocupan su lugar o, faltando éstos, por el párroco o ministro; y que tenga capacidad para esta misión e intención de desempeñarla;
  • 2º. Haya cumplido dieciséis años, a no ser que el Obispo diocesano establezca otra edad, o que, por justa causa, el párroco o el ministro consideren admisible una excepción;
  • 3º. Sea católico, esté confirmado, haya recibido ya el Santísimo Sacramento de la Eucaristía y lleve, al mismo tiempo, una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir;
  • 4º. No esté afectado por una pena canónica, legítimamente impuesta o declarada;
  • 5º. No sea el padre o la madre de quien se ha de bautizar.

§ 2: El bautizado que pertenece a una comunidad eclesial no católica sólo puede ser admitido junto con un padrino católico, y exclusivamente en calidad de testigo del bautismo.

Habrá de ser el ministro ordinario del bautismo o el párroco quien juzgue si se cumplen los requisitos del canon 874.

Si el padrino o madrina incurre en censura de excomunión, se debe entender que queda prohibido el ejercicio del oficio de padrino de acuerdo con el canon 1331.

A tenor del § 2, 4 del mismo canon, sería inválido nombrar padrino o madrina a una persona cuya excomunión ha sido declarada o impuesta.

Mardoqueo Sánchezhttp://cristomaniacatolica.com
Ingeniero en Sistemas, con estudios de Teología y Filosofía. Generarador de contenido para webs católicas desde 2005

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más popular

Don de Temor de Dios

Don de Piedad

Don de Ciencia

Comentarios recientes