InicioRecursosHumorEra tan... pero tan...

Era tan… pero tan…

Era tan, pero tan… más humor sano para compartir con la familia y amigos…

Era tan, pero tan…

– Era un muerto tan, pero tan educado…  que cuando lo fueron a enterrar le dijo al sepulturero: «¡Pase usted primero!»

– Aguél médico era tan feo, pero tan feo… que cuando miraba por el microscopio, los microbios le sacaban la lengua.

– Era un hombre tan, pero tan egoísta… que no prestaba ni atención.

– Era un alumno tan, pero tan inteligente… que cuando la profesora borraba el ejercicio de la pizarra, él lo borraba también del cuaderno.

– Era un hombre tan, pero tan despistado… que se pasó dos horas en el espejo tratando de descubrir de quién era esa cara.

– Era un hombre tan, pero tan alto… que se tropezó un miércoles… y se cayó un viernes.

– Tenía la nariz tan, pero tan larga… que cuando iba a una cuadra de su casa, su nariz ya estaba en la cocina.

– Era un hombre tan, pero tan pequeño… que cuando se sentaba en el piso, sus pies le colgaban.

– Era una mujer tan, pero tan pobre… que se tuvo que embarazar para tener algo en la barriga.

– Era un hombre tan alto, pero tan alto… que vendía chicles en los aviones

– Era una señora tan gorda, pero tan gorda… que cuando iba al mar, subía la marea.

– Era una cama tan, pero tan pequeña… que el Ángel de la Guarda tenía que dormir en el piso.

– Era una señora tan gorda, pero tan gorda… que cuando se pesaba, la báscula decía: «Continuará…»

– Era tan delgado, pero tan delgado… que trabajaba limpiando mangueras por dentro.

– Era tan feo, pero tan feo… que no podía dormir, porque cuando venía el sueño, lo espantaba.

– Era tan feo, pero tan feo… que cuando iba al zoológico, tenía que comprar dos entradas, una para entrar y otra para salir (que entienda el que pueda)

– Era un futbolista tan malo, pero tan malo… que la única vez que metió un gol, lo falló en la repetición.

– Era un ladrón tan precavido, pero tan precavido… que cuando robaba en una tienda se llevaba los maniquíes para no dejar testigos.

– Era un comerciante tan optimista, pero tan optimista… que puso un negocio de venta de hielo en el Polo Norte.

– Era un hombre tan pequeño, pero tan pequeño… que en vez de viajar en «metro» viajaba en «milímetro».

Comentarios de Facebook
Artículo anteriorUn poco de humor religioso sano
Artículo siguienteHumor Sano
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Más popular

Musica

Sandy Caldera

Sandy Caldera: cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana. Su biografía y sus canciones.

0
Sandy Caldera es una cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana, cuyo testimonio es conmovedor, puesto que es invidente de nacimiento; pero Dios la ha dotado de grandes carismas para convertirse en la motivación de todos aquellos pesimistas que creen que Dios castiga y abandona a las personas con capacidades especiales.
Celinés Díaz

Celinés Díaz: cantante católica dominicana, su biografía y sus canciones

0
Conozcamos ahora a otra joven cantante y compositora católica que se está abriendo espacio entre un nutrido grupo de artistas que emergen, por la...
Athenas

Athenas (Athenas María Vinica): Su biografía y sus canciones

0
Athenas, cantante y compositora católica argentina, con tres discos de alabanzas y 7 de salmos para la Santa Misa, además de cantos para el Santo Rosario

Martín Valverde Rojas: biografía y canciones

0
Seguimos con nuestro apoyo a los artistas católicos. Conozcamos a Martín Valverde Rojas: Cantante católico, su biografía y sus canciones. Sin lugar a dudas Martín...