jueves, junio 20, 2024
InicioLuturgiaMoniciones Ciclo AMoniciones y Lecturas 11 de junio de 2023 - X Domingo del...

Moniciones y Lecturas 11 de junio de 2023 – X Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A

 

Para los lugares donde hoy se celebra la Solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo, ver moniciones y lecturas haciendo clic AQUI.

Monición de entrada

Buenos días (tardes, noches) queridos hermanos, con un fraternal saludo recibimos a todos los hermanos que ya se encuentran en este lugar para celebrar la santa misa en el décimo domingo del tiempo ordinario.

 Nuestra reunión no es de justos, sino de pecadores que quieren convertirse a Jesucristo. El vino a abolir toda diferencia injusta entre los hombres. Nuestra actitud no puede ser otra que la de Cristo. La Palabra de Dios hoy es alentadora para todos en ese sentido.

Por eso, confiando en la misericordia de Dios, comencemos jubilosos esta celebración entonando todos el canto de entrada.

También te puede interesaresar:

Moniciones a las lecturas

Para los lugares donde hoy se celebra la Solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo, ver moniciones y lecturas haciendo clic AQUI.

Monición única para todas las lecturas

La misericordia de Dios se deja ver en las lecturas de hoy. Oseas hace saber al pueblo que el amor que les profesa el Dios de la alianza debería verse reflejado en las relaciones entre los miembros de Israel. En el evangelio de Mateo se recoge una de las palabras con las que
Oseas exhorta al pueblo: “Quiero amor, no sacrificios”, para mostrar que, acogiendo a los
pecadores y comiendo con ellos, Jesús se hace portavoz de la misericordia de Dios. En
este mismo sentido se expresa el salmo responsorial, apelando al verdadero culto que
agrada al Señor y que nosotros estamos llamados a ofrecer.

Escuchemos con mucha atención.

Moniciones para cada lectura

Monición a la primera lectura (Oseas 6, 3-6)

Oseas actuó a mediados del siglo VIII antes de Cristo, en un período de profunda crisis política y religiosa, bajo el reinado de Jeroboam. En esas circunstancias, el profeta presta su palabra al diálogo entre su pueblo y su Dios. Escuchemos.

PRIMERA LECTURA

Lectura de la profecía de Oseas 6, 3-6

Esforcémonos por conocer al Señor:
su amanecer es como la aurora,
y su sentencia surge como la luz.

Bajará sobre nosotros como lluvia temprana,
como lluvia tardía que empapa la tierra.

«¿Qué haré de ti, Efraín?

¿Qué haré de ti, Judá?

Vuestra piedad es como nube mañanera,
como rocío de madrugada que se evapora.

Por eso os herí por medio de los profetas,
os condené con la palabra de mi boca.

Quiero misericordia, y no sacrificios;
conocimiento de Dios, más que holocaustos».

Palabra de Dios.

Monición al salmo responsorial (Salmo 49)

El salmo 49 insiste en los mismos pensamientos que hemos escuchado en la primera lectura. Dios nos llama a juicio y a conversión y nos pide que la sinceridad acompañe nuestras acciones externas. Unámonos al salmista diciendo todos:

Salmo responsorial: Salmo 49, 1 y 8. 12-13. 14-15

R. Al que sigue buen camino
le haré ver la salvación de Dios.

El Dios de los dioses, el Señor, habla:
convoca la tierra de oriente a occidente.
«No te reprocho tus sacrificios,
pues siempre están tus holocaustos ante mí». R.

«Si tuviera hambre, no te lo diría;
pues el orbe y cuanto lo llena es mío.
¿Comeré yo carne de toros,
beberé sangre de cabritos?». R.

«Ofrece a Dios un sacrificio de alabanza,
cumple tus votos al Altísimo
e invócame el día del peligro:
yo te libraré, y tú me darás gloria». R.

Monición a la segunda lectura (Romanos 5, 12-15)

Abrahán es, para Pablo, modelo del cristiano que ha sido justificado por la fe y no por el cumplimiento de una ley. Escuchemos cómo lo explica san Pablo a los romanos.

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 4, 18-25

Hermanos

Abrahán, apoyado en la esperanza, creyó, contra toda esperanza, que llegaría a ser padre de muchas naciones, según lo que se le había dicho: Así será tu descendencia.

No vaciló en la fe, aun dándose cuenta de que su cuerpo estaba medio muerto —tenía unos cien años—, y estéril el seno de Sara.

Ante la promesa no fue incrédulo, sino que se hizo fuerte en la fe, dando con ello gloria a Dios, al persuadirse de que Dios es capaz de hacer lo que promete, por lo cual le valió la justificación.

Y no sólo por él está escrito: «Le valió», sino también por nosotros, a quienes nos valdrá si creemos en el que resucitó de entre los muertos a nuestro Señor Jesús, que fue entregado por nuestros pecados y resucitado para nuestra justificación.

Palabra de Dios.

Monición al Evangelio (Mateo 9, 9-13)

El Evangelio de hoy nos habla de la vocación de Mateo el publicano, que se nos resume como razón ocasional del convite en el que Jesús comparte la mesa con gentes que, por sus costumbres o por su profesión, eran consideradas por los puritanos fariseos como ritualmente impura. Preparémonos para escuchar esta Buena Noticia.

EVANGELIO

 Lectura del santo evangelio según san Mateo 9, 9-13

En aquel tiempo, vio Jesús al pasar a un hombre llamado Mateo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo:

—«Sígueme».

Él se levantó y lo siguió.

Y, estando en la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaron con Jesús y sus discípulos.

Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos:

—«¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?».

Jesús lo oyó y dijo:

—«No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa «misericordia quiero y no sacrificios»: que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores».

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

Presidente: Oremos a Dios Padre, que de todos se compadece, porque somos suyos y digámosle con fe:

Ten misericordia de nosotros y escúchanos.

  1. Por la Iglesia, para acoja a todos: a los hermanos separados, a los
    judíos, a los hombres de todas las religiones, a los ateos, a los «mal
    vistos por la sociedad»…, y nadie sufra escándalo de ello. Oremos.
  2. Por el Papa, los obispos y los sacerdotes, para que en todo momento reflejen ese amor misericordioso de Dios, que acoge y ama a todos, sin distinción alguna. Oremos.
  3. Por los que gobiernan las naciones, para que en sus programas de gobierno no excluyan a nadie, sino que implementen políticas equitativas, que favorezcan a todos por igual. Oremos.
  4. Por todos los marginados por la sociedad, para que sientan este día el amor incondicional de Dios que nos acoge a todos y que sientan el apoyo de nosotros, como pueblo de Dios. Oremos.
  5. Por todos nosotros, para que nos convenzamos de nuestra situación de pecadores y no
    nos creamos mejores que los demás. Oremos.

Presidente: Escúchanos y guíanos, Señor, por el buen camino, para que veamos tu salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Presentación de las ofrendas

Preparamos la mesa del santo sacrificio llevando al altar nuestras humildes ofrendas de pan y de vino. Presentemos también nuestra ofrenda económica.

Comunión

Al recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo, somos invitados a compartir generosamente con nuestros hermanos, sin hacer excepción alguna. Confiando en el vigor que nos ofrece este celeste Manjar, aprendamos a amar, como Dios nos ama.

Final

Queridos hermanos, sabiendo que Dios ha sido misericordioso primero con nosotros, vayamos ahora nosotros a practicar misericordia con los demás, incluso con aquellos a quienes nosotros consideramos marginados sociales.

Les esperamos el próximo domingo.

También te puede interesar:


Fuentes: Aldazábal, José, Enséñame tus caminos 8 Los Domingos Ciclo A, Centro de Pastoral Litúgica Barcelona, 2004; Gutiérrez A. Guillermo, Hablaré de Tí a mis hermanos Ciclo A; La Casa de La Bilia, Tú tienes Palabras de vida, Ciclo A, Verbo Divino; Secretariado Nacional de Liturgia, Comentarios Bíblicos al Leccionario Ciclo A.

Comentarios de Facebook
Cristomanía Católica
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Musica

Cantos de entrada para la misa, con acordes y vídeo

0
Les ofrecemos un repertorio amplio de cantos litúrgicos de entrada para la Santa Misa, con acordes y cada canto incluye, al final, un vínculo al vídeo correspondiente.
Sandy Caldera

Sandy Caldera: cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana. Su biografía y sus canciones.

0
Sandy Caldera es una cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana, cuyo testimonio es conmovedor, puesto que es invidente de nacimiento; pero Dios la ha dotado de grandes carismas para convertirse en la motivación de todos aquellos pesimistas que creen que Dios castiga y abandona a las personas con capacidades especiales.
Celinés Díaz

Celinés Díaz: cantante católica dominicana, su biografía y sus canciones

0
Conozcamos ahora a otra joven cantante y compositora católica que se está abriendo espacio entre un nutrido grupo de artistas que emergen, por la...
Athenas

Athenas (Athenas María Vinica): Su biografía y sus canciones

0
Athenas, cantante y compositora católica argentina, con tres discos de alabanzas y 7 de salmos para la Santa Misa, además de cantos para el Santo Rosario

Martín Valverde Rojas: biografía y canciones

0
Seguimos con nuestro apoyo a los artistas católicos. Conozcamos a Martín Valverde Rojas: Cantante católico, su biografía y sus canciones. Sin lugar a dudas Martín...