martes, junio 18, 2024
InicioLuturgiaMoniciones ciclo CMoniciones y Lecturas 15 de mayo de 2022 - V Domingo de...

Moniciones y Lecturas 15 de mayo de 2022 – V Domingo de Pascua Ciclo C

Monición de entrada

Queridos hermanos, llegamos ya al quinto domingo de Pascua y nos llena de alegría darles la bienvenida a esta celebración eucarística.

Después de 4 semanas de Pascua, las lecturas bíblicas nos van ayudando a entrar cada vez con mayor conocimiento en lo que significa la vida nueva del Resucitado y las consecuencias que tiene para la comunidad cristiana.

Agradecidos con Dios por lo que hace en nosotros, comenzamos la celebración de nuestra Santa Misa cantando con alegría…

Moniciones a las Lecturas

Opción 1: Monición para todas las lecturas

Las lecturas de hoy son una invitación a entrar en la novedad cristiana. La primera lectura presenta una nueva comunidad en la que se comparte la fe y el fruto de la tarea misionera. El pasaje del Apocalipsis recuerda la tierra nueva y los cielos nuevos que nos aguardan. La lectura del evangelio de Juan pone ante nuestros ojos el mandamiento siempre nuevo para un seguidor de Jesucristo: el amor. Escuchemos atentos.

Opción 2: Monición para cada una de las lecturas

Monición a la primera lectura (Hechos de los Apóstoles 14, 21b-27)

El libro de los Hechos de los Apóstoles nos relata el acontecimiento victorioso en el que Pablo y Bernabé regresan de su primera misión, animando a sus hermanos al contarles todo lo que Dios había realizado por medio de ellos en los pueblos gentiles.

RIMERA LECTURA

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 14, 21b-27

En aquellos días, Pablo y Bernabé volvieron a Listra, a Iconio y a Antioquía, animando a los discípulos y exhortándolos a perseverar en la fe, diciéndoles que hay que pasar mucho para entrar en el reino de Dios.

En cada Iglesia designaban presbíteros, oraban, ayunaban y los encomendaban al Señor, en quien habían creído. Atravesaron Pisidia y llegaron a Panfilia. Predicaron en Perge, bajaron a Atalía y allí se embarcaron para Antioquía, de donde los habían enviado, con la gracia de Dios, a la misión que acababan de cumplir.

Al llegar, reunieron a la Iglesia, les contaron lo que Dios había hecho por medio de ellos y cómo había abierto a los gentiles la puerta de la fe.

Palabra de Dios.

Monición al Salmo Responsorial (Salmo 144)

Con el salmo 144 demos gracias y bendigamos al Señor por su inmensa misericordia, diciendo todos:

Salmo responsorial: Salmo 144, 8-9. 10-11. 12-13ab

R. Bendeciré tu nombre por siempre jamás,
Dios mío, mi rey.

El Señor es clemente y misericordioso,
lento a la cólera y rico en piedad;
el Señor es bueno con todos,
es cariñoso con todas sus criaturas. R.

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor,
que te bendigan tus fieles;
que proclamen la gloria de tu reinado,
que hablen de tus hazañas. R.

Explicando tus hazañas a los hombres,
la gloria y majestad de tu reinado.
Tu reinado es un reinado perpetuo,
tu gobierno va de edad en edad. R.

Monición a la segunda lectura (Apocalipsis 21, 1-5a)

El cristianismo se desarrolla en el ámbito de la nueva creación que comenzó en la resurrección de Jesucristo y en el don del Espíritu. En la nueva Jerusalén el Señor enjugará las lágrimas de los suyos, que se lamentaban por su muerte y por los sufrimientos que acarrea el dar testimonio de Cristo. Escuchemos esta visión del Apocalipsis de San Juan.

SEGUNDA LECTURA

Lectura del libro del Apocalipsis 21, 1-5a

Yo, Juan, vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra han pasado, y el mar ya no existe.

Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, enviada por Dios, arreglada como una novia que se adorna para su esposo.

Y escuché una voz potente que decía desde el trono:

—«Ésta es la morada de Dios con los hombres: acampará entre ellos.

Ellos serán su pueblo, y Dios estará con ellos y será su Dios.

Enjugará las lágrimas de sus ojos.

Ya no habrá muerte, ni luto, ni llanto, ni dolor.

Porque el primer mundo ha pasado».

Y el que estaba sentado en el trono dijo:

—«Todo lo hago nuevo».

Palabra de Dios.

Monición al Evangelio (Juan 13, 31-33a. 34-35)

Comenzamos la lectura del discurso de despedida de Jesús según el Evangelio de San Juan, al final de la última Cena. Hoy el Señor promulga el mandato nuevo del amor fraterno, como señal distintiva de los cristianos.

EVANGELIO

 Lectura del santo evangelio según san Juan 13, 31-33a. 34-35

Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús:

—«Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará.

Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros.

Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros».

Palabra del Señor.

Oración de los Fieles

Invoquemos, queridos hermanos, a Dios Padre Todopoderoso, y, confiados en la resurrección de su Hijo, pidámosle que escuche nuestra oración.

Contestaremos todos: «Haz que te glorifiquemos, Señor»

1. Por el Papa Francisco, obispos y sacerdotes, para que no olviden que son presencia del amor de Cristo en el mundo, llamados a anunciar lo que por amor les a sido revelado para que, a través de ellos todos los hombres encuentren a Dios. Oremos.

2. Por aquellos que tienen la responsabilidad del gobierno de los pueblos, para que, imitando el modo de amar y servir de Cristo, se comprometan en el desarrollo de iniciativas que privilegien la igualdad y la fraternidad entre los pueblos. Oremos.

3. Para que el mandato de «amarnos los unos a los otros como Dios nos ha amado», permita que nuestros corazones se conmuevan y lleven el auxilio que los más necesitados de nuestro medio claman con urgencia. Oremos.

4. Por nosotros, para que experimentemos en nuestras vidas el amor de Cristo resucitado y llevemos, con alegría, el gran anuncio del mandamiento nuevo que Jesús nos hace hoy. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

Con amor presentemos ahora las ofrendas de Pan y Vino, que se transformarán en el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Cantamos…

Comunión

Cristo ha querido mostrarnos cuánto nos ama y llamarnos a la unidad, congregándonos en torno a su Banquete. Acerquémonos a recibirle. Cantemos.

Final

 «La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros», nos ha dicho el Señor en el Evangelio de hoy. Vayamos a dar muestras al mundo de cómo se aman los discípulos de Jesús.

Comentarios de Facebook
Cristomanía Católica
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Musica

Cantos de entrada para la misa, con acordes y vídeo

0
Les ofrecemos un repertorio amplio de cantos litúrgicos de entrada para la Santa Misa, con acordes y cada canto incluye, al final, un vínculo al vídeo correspondiente.
Sandy Caldera

Sandy Caldera: cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana. Su biografía y sus canciones.

0
Sandy Caldera es una cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana, cuyo testimonio es conmovedor, puesto que es invidente de nacimiento; pero Dios la ha dotado de grandes carismas para convertirse en la motivación de todos aquellos pesimistas que creen que Dios castiga y abandona a las personas con capacidades especiales.
Celinés Díaz

Celinés Díaz: cantante católica dominicana, su biografía y sus canciones

0
Conozcamos ahora a otra joven cantante y compositora católica que se está abriendo espacio entre un nutrido grupo de artistas que emergen, por la...
Athenas

Athenas (Athenas María Vinica): Su biografía y sus canciones

0
Athenas, cantante y compositora católica argentina, con tres discos de alabanzas y 7 de salmos para la Santa Misa, además de cantos para el Santo Rosario

Martín Valverde Rojas: biografía y canciones

0
Seguimos con nuestro apoyo a los artistas católicos. Conozcamos a Martín Valverde Rojas: Cantante católico, su biografía y sus canciones. Sin lugar a dudas Martín...