InicioLuturgiaMoniciones EspecialesMoniciones y Lecturas Fiesta de San Bartolomé, apóstol, 24 de agosto

Moniciones y Lecturas Fiesta de San Bartolomé, apóstol, 24 de agosto

Monición de entrada

Queridos hermanos, hoy celebramos la fiesta de San Bartolomé, apóstol. Se le suele
identificar con Natanael («don de Dios»), al que en el evangelio de hoy Jesús
llama el «israelita en quien no hay engaño».

Bartolomé es mencionado en tres de los Evangelios sinópticos (Mateo 10,3; Marcos 3,18; Lucas 6,14) siempre en compañía de Felipe, y en los Hechos de los Apóstoles (1,13) donde se hace presente en Pentecostés.

Según la tradición, Bartolomé predicó en la India y Armenia, hasta que recibió la corona del martirio.

Unidos a toda la Iglesia, comencemos con júbilo esta celebración. De pie, cantemos…

Moniciones a las lecturas

Monición a la primera lectura (Ap 21, 9b-14) 

Del Apocalipsis de San Juan, leemos hoy una visión de la Iglesia como comunidad claramente «apostólica», cimentada en Cristo, pero también visiblemente fundada en los doce apóstoles que él eligió para que convivieran con él y, después, predicaran la
Buena Noticia a todas las criaturas. Bartolomé era uno de ellos.

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro del Apocalipsis 21, 9b-14

El ángel me habló así:

—«Ven acá, voy a mostrarte a la novia, a la esposa del Cordero». Me transportó en éxtasis a un monte altísimo, y me enseñó la ciudad santa, Jerusalén, que bajaba del cielo, enviada por Dios, trayendo la gloria de Dios.

Brillaba como una piedra preciosa, como jaspe traslúcido.

Tenía una muralla grande y alta y doce puertas custodiadas por doce ángeles, con doce nombres grabados: los nombres de las tribus de Israel.

A oriente tres puertas, al norte tres puertas, al sur tres puertas, y a occidente tres puertas.

La muralla tenía doce basamentos que llevaban doce nombres: los nombres de los apóstoles del Cordero.

Palabra de Dios.

Monición al salmo responsorial (Sal 144) 

El salmo 144 nos anima a ser también nosotros, como Bartolomé, testigos de la Buena Noticia. Con el salmista digamos todos:

Salmo responsorial: Salmo 144, 10-11. 12-13ab. 17-18

R. Que tus fieles, Señor, proclamen la gloria de tu reinado.

Que todas tus criaturas te den gracias,
Señor, que te bendigan tus fieles;
que proclamen la gloria de tu reinado,
que hablen de tus hazañas. R.

Explicando tus hazañas a los hombres,
la gloria y la majestad de tu reinado.
Tu reinado es un reinado perpetuo,
tu gobierno va de edad en edad. R.

El Señor es justo en todos sus caminos,
es bondadoso en todas sus acciones;
cerca está el Señor de los que lo invocan,
de los que lo invocan sinceramente. R.

Monición al Evangelio (Jn 1, 45-51)

Del Evangelio de San Juan escucharemos hoy el llamado, el escepticismo y la confesión de Bartolomé, identificado aquí como Natanael.

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Juan 1, 45-51

En aquel tiempo, Felipe encuentra a Natanael y le dice:

—«Aquel de quien escribieron Moisés en la Ley y los profetas, lo hemos encontrado: Jesús, hijo de José, de Nazaret».

Natanael le replicó:

—«¿De Nazaret puede salir algo bueno?».

Felipe le contestó:

—«Ven y verás».

Vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él:

—«Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño».

Natanael le contesta:

—«¿De qué me conoces?».

Jesús le responde:

—«Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi».

Natanael respondió:

—«Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel».

Jesús le contestó:

—«¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees?

Has de ver cosas mayores».

Y le añadió:

—«Yo os aseguro: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre».

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

Al Señor Jesús, que fundó la Iglesia sobre la fe sincera y el testimonio laborioso de los apóstoles, elevemos nuestra humilde oración diciendo:

Señor Jesús, conserva nuestra vida en tu amor.

  1. Por el pueblo de Dios, para que con ojos abiertos y corazón dispuesto, acoja a Cristo que viene a su encuentro, y con entusiasmo sincero lo reconozca como Señor de la historia y de su propia vida. Oremos.
  2. Por el Papa y por los obispos que custodian el depósito de la fe transmitida por los apóstoles, para que con su magisterio y sus palabras ayuden a la Iglesia a ser en el mundo sacramento auténtico de la presencia de Cristo. . Oremos.
  3. Por los que están comprometidos con la evangelización en las calles, para que confíen en el apoyo del Espíritu Santo y que con su testimonio de fe alegra sean canales de gracia para todos aquellos a los que se acercan, especialmente a los jóvenes. Oremos.
  4. Por los que se dicen no creyentes, para que el Señor le dé una sana inquietud y les ayude a escuchar la voz de los deseos profundos que tienen en el corazón. Que pongan en su camino auténticos testigos de Cristo que les ayuden a acoger su mensaje de salvación. Oremos.
  5. Por todos nosotros que participamos en esta Eucaristía, para que mantengamos siempre el deseo de dejarnos encontrar por el Señor en la verdad, seguros de que Él siempre está dispuesto a acogernos para llevarnos a contemplar su gloria. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

El pan y el vino que llevamos al altar, son el fruto del trabajo del hombre. Ofrezcamos también a Jesús nuestra disposición para servirle ahí donde Él nos llame.

Comunión

«Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño», fue el halago que Jesús le hizo a San Bartolomé. Todos aquellos verdaderos cristianos, con un corazón preparado para recibir también a Jesús, pueden acercarse a comulgar.

Final

Hoy, en la fiesta de San Bartolomé, nos hemos sentido Iglesia, y en concreto, Iglesia apostólica, basada en los apóstoles y en sus sucesores.

Y así como Bartolomé se convirtió en discípulo de Cristo, al finalizar esta celebración y retornar a nuestros hogares, nos llevamos la misión de seguir a Jesús también nosotros, cada uno en su género de vida, con coherencia y ánimo decidido.


Fuentes: Aldazábal, José, Enséñame tus caminos 7 – Los Santos con lecturas propias, Centro de Pastoral Litúrgica, Barcelona, 2004; Monjas Agustinas de los Cuatro Santos Coronados, Oraciones de los fieles fiestas y solemnidades, Ed. San Pablo, Bogotá, 2017

Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más popular

Don de Temor de Dios

Don de Piedad

Don de Ciencia

Comentarios recientes