viernes, febrero 23, 2024
InicioLuturgiaMoniciones ciclo CMoniciones y Lecturas 25 de septiembre de 2022 - XXVI Domingo del...

Moniciones y Lecturas 25 de septiembre de 2022 – XXVI Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo C

Monición de entrada

Queridos hermanos, nos da mucha alegría tenerles aquí, en la casa de Dios para escuchar la Palabra de Dios y celebrar la Santa Misa.

Estamos ya en el vigésimo sexto domingo del Tiempo Ordinario, en el que Dios nos llama a examinar nuestra actitud sobre los bienes materiales. Si el cristiano no comparte sus bienes con los necesitados, no es auténtico cristiano. Es duro el evangelio cuando habla de la suerte del rico y del pobre. A veces, la mesa llena, el vestido púrpura y los muchos dividendos impiden la conversión. Pero lo que parece imposible a los ojos de los seres humanos, no es imposible ante Dios.

De pie por favor, cantamos juntos y comenzamos la celebración de estos misterios.

Moniciones a las Lecturas

Opción 1: Monición para todas las lecturas

Las lecturas de este domingo nos ponen en guardia frente a las riquezas, que endurecen el corazón. El lujo hace olvidar los desastres del pueblo, dice el profeta Amós. A la puerta del rico se apaga la vida del pobre Lázaro, leemos en el evangelio. Contra esa riqueza despreocupada está la regla de vida que propone el autor de la carta a Timoteo (honradez, religiosidad, fe, amor, paciencia, dulzura) y la confianza en un Dios que, según el salmo, sustenta la vida del huérfano y de la viuda. Con atención escuchemos.

Opción 2: Monición para cada una de las lecturas

Monición a la Primera Lectura (Amós 6, 1a. 4-7)

El profeta Amós continúa atacando las injusticias de su pueblo, no soporta el lujo de los ricos, condenando su falsa seguridad y les anuncia el castigo próximo. Escuchen atentos.

PRIMERA LECTURA

Lectura de la profecía de Amós 6, 1a. 4-7

Así dice el Señor todopoderoso:

«¡Ay de los que se fían de Sión
y confían en el monte de Samaria!

Os acostáis en lechos de marfil;
arrellanados en divanes,

coméis carneros del rebaño
y terneras del establo;

canturreáis al son del arpa,
inventáis, como David,
instrumentos musicales;

bebéis vino en copas,
os ungís con perfumes exquisitos y
no os doléis del desastre de José.

Pues encabezarán la cuerda de cautivos
y se acabará la orgía de los disolutos».

Palabra de Dios.

Monición al Salmo Responsorial (Salmo 145)

Con el salmo 145 damos gracias a Dios por su justicia en favor de los más necesitados. Lo haremos diciendo:

Salmo responsorial: Salmo 145, 7. 8-9a. 9bc-10

R. Alaba, alma mía, al Señor.

Él mantiene su fidelidad perpetuamente,
él hace justicia a los oprimidos,
él da pan a los hambrientos.
El Señor liberta a los cautivos. R.

El Señor abre los ojos al ciego,
el Señor endereza a los que ya se doblan,
el Señor ama a los justos,
el Señor guarda a los peregrinos. R.

Sustenta al huérfano y a la viuda
y trastorna el camino de los malvados.
El Señor reina eternamente,
tu Dios, Sión, de edad en edad. R.

Monición a la Segunda Lectura (I Timoteo  6, 11-16)

San Pablo expone, en la segunda lectura, las virtudes que debe poseer el servidor ideal. Las pautas de conducta que señala San Pablo son aplicables a nosotros hoy, aquí y ahora. Y en estos momentos históricos, tienen mayor vigencia. Pongan atención

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a Timoteo 6, 11-16

Hombre de Dios, practica la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la delicadeza.

Combate el buen combate de la fe.

Conquista la vida eterna a la que fuiste llamado, y de la que hiciste noble profesión ante muchos testigos.

En presencia de Dios, que da la vida al universo, y de Cristo Jesús, que dio testimonio ante Poncio Pilato con tan noble profesión: te insisto en que guardes el mandamiento sin mancha ni reproche, hasta la manifestación de nuestro Señor Jesucristo, que en tiempo oportuno mostrará el bienaventurado y único Soberano, Rey de los reyes y Señor de los señores, el único poseedor de la inmortalidad, que habita en una luz inaccesible, a quien ningún hombre ha visto ni puede ver.

A él honor e imperio eterno. Amén.

Palabra de Dios.

Monición al Evangelio (Lucas 16, 19-31)

De nuevo Lucas nos transmite la mentalidad de Cristo Jesús respecto a las riquezas, haciendo uso de una parábola. Cantemos primero el aleluya para escuchar este mensaje.

EVANGELIO

 Lectura del santo evangelio según san Lucas 16, 19-31

En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos:

—«Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba espléndidamente cada día.

Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico.

Y hasta los perros se le acercaban a lamerle las llagas.

Sucedió que se murió el mendigo, y los ángeles lo llevaron al seno de Abrahán.

Se murió también el rico, y lo enterraron. Y, estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantando los ojos, vio de lejos a Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gritó:

«Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas».

Pero Abrahán le contestó:

«Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces.

Y además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que no puedan cruzar, aunque quieran, desde aquí hacia vosotros, ni puedan pasar de ahí hasta nosotros».

El rico insistió:

«Te ruego, entonces, padre, que mandes a Lázaro a casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que, con su testimonio, evites que vengan también ellos a este lugar de tormento».

Abrahán le dice:

«Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen».

El rico contestó:

«No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a verlos, se arrepentirán».

Abrahán le dijo:

«Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso ni aunque resucite un muerto»».

Palabra del Señor.

Oración de los Fieles

Queridos hermanos, la Palabra de Dios hoy condena las injusticias. Pidamos la gracia de ser más disponibles para con los pobres y los que más sufren.

Digamos todos: Escucha, Señor, nuestra oración. 

1. Por la Iglesia, para que, tanto los pastores como los fieles, se sientan cada vez más comprometidos en las iniciativas de caridad a favor de los necesitados. Oremos.

2. Por los responsables de la vida política y social:  para que promuevan los derechos de los más débiles e indefensos de nuestra sociedad. Oremos.

3. Por los que más necesidades padecen en este mundo: los huérfanos, las viudas, personas sin hogar y los enfermos terminales, para que Dios tenga piedad y misericordia de ellos y ponga en su camino el auxilio que necesitan. Oremos.

4. Por los aquí presentes: para que el Señor nos libre del afán de poseer innecesariamente y sepamos invitar a la mesa de nuestra vida a los más pobres y necesitados de nuestra comunidad. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

Con el pan y el vino ofrezcamos también al Señor nuestras ofrendas materiales, para que el Señor nos bendiga y nos libre del afán por el dinero. Cantemos.

Comunión

Cristo es nuestra mayor riqueza y hoy se nos ofrece en su Cuerpo y su Sangre. Acerquémonos con fe y devoción a recibirle.

Final

Vayamos ahora a ser testigos de lo que aquí hemos vivido; a compartir el pan con los demás, haciendo buen uso de los bienes que Dios nos ha dado.


Fuente: Aldazábal, José, Enséñame tus caminos 10 – Los Domingos Ciclo C, Centro de Pastoral Litúrgica, Barcelona; La Casa de la Biblia, Tú tienes palabras de vida – Lectura Creyente de los Evangelios Dominicales Ciclo C, Editorial Verbo Divino

Comentarios de Facebook
Cristomanía Católica
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Musica

Cantos de entrada para la misa, con acordes y vídeo

0
Les ofrecemos un repertorio amplio de cantos litúrgicos de entrada para la Santa Misa, con acordes y cada canto incluye, al final, un vínculo al vídeo correspondiente.
Sandy Caldera

Sandy Caldera: cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana. Su biografía y sus canciones.

0
Sandy Caldera es una cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana, cuyo testimonio es conmovedor, puesto que es invidente de nacimiento; pero Dios la ha dotado de grandes carismas para convertirse en la motivación de todos aquellos pesimistas que creen que Dios castiga y abandona a las personas con capacidades especiales.
Celinés Díaz

Celinés Díaz: cantante católica dominicana, su biografía y sus canciones

0
Conozcamos ahora a otra joven cantante y compositora católica que se está abriendo espacio entre un nutrido grupo de artistas que emergen, por la...
Athenas

Athenas (Athenas María Vinica): Su biografía y sus canciones

0
Athenas, cantante y compositora católica argentina, con tres discos de alabanzas y 7 de salmos para la Santa Misa, además de cantos para el Santo Rosario

Martín Valverde Rojas: biografía y canciones

0
Seguimos con nuestro apoyo a los artistas católicos. Conozcamos a Martín Valverde Rojas: Cantante católico, su biografía y sus canciones. Sin lugar a dudas Martín...