InicioRecursosComunidadesEvangelización Fundamental (Renovación Carismática)

Evangelización Fundamental (Renovación Carismática)

(Por Sergio Olmedo, Secretario General del Consejo Diocesano de la Renovación Carismática de El Salvador)

Introducción

La Evangelización Fundamental, conocida como Curso de Iniciación, Seminario de Vida en el Espíritu, Primer Anuncio (Kerigma), comprende el primer anuncio del Evangelio, no como enseñanza de carácter doctrinal, sino como proclamación viva del mensaje de salvación en un clima de oración que conduce a una experiencia personal del amor de Dios, de Jesús como Señor y Salvador y del Espíritu Santo como motor de la vida interior.

Esta Evangelización Fundamental conduce a cada creyente –mediante un curso sistemático y progresivo-, a la experiencia personal del Bautismo en el Espíritu Santo o Efusión del Espíritu Santo (Cf. Estatutos de la R.C.C.E.).

El anuncio del kerigma tiene como objetivo “aceptar por la fe, la persona de Jesucristo como el único Señor, dándole una adhesión global, por una sincera conversión del corazón”. Es decir, un encuentro personal con Cristo vivo, que sea una verdadera experiencia de salvación y de vida nueva, a partir de una completa y radical conversión, que no es convencimiento intelectual, ni necesariamente una experiencia nueva, sino experiencia como encuentro con la persona viva de Jesús, como obra del Espíritu Santo, la cual incluye dos aspectos:

  • En primer lugar, algo que se nos da: Experimentamos la salvación y la vida nueva desde ahora
  • En segundo lugar, algo que se nos quita: Es una liberación de todo lo que oprime al hombre, ante todo del pecado y del maligno.

La evangelización es “la puerta y el cimiento” de toda la vivencia cristiana. Entonces, aunque ya hayamos recibido los sacramentos de la Iniciación Cristiana (Bautismo, Confirmación y Eucaristía), la Evangelización buscará la renovación integral de los mismos.

El Papa San Juan Pablo II, insistió mucho en la necesidad de una Nueva Evangelización que tenga como destinatarios a los Bautizados que viven sin energía el cristianismo o aquellos que se han alejado (cf. SD 23,26).

Pero, ¿Qué es evangelizar?, ¿Cómo proclamar la Buena Nueva del Evangelio en el mundo actual?; a través de este curso utilizaremos una metodología para que el contenido de la Buena Nueva llegue al hombre de hoy, lo transforme con la fuerza y el poder del Espíritu Santo y lo injerte como miembro activo del Cuerpo de Cristo, que es la Iglesia.

Evangelizar significa para la Iglesia llevar la Buena Noticia a todos los ambientes de la sociedad y, con su influjo, transformar desde dentro, renovar a la misma humanidad –“he aquí que hago nuevas todas las cosas-” ( Cf. Ap. 21,5; 2 Cor. 5,17; Gal. 6,15 EN 18).

Pero la verdad es que no hay humanidad nueva si no hay, en primer lugar, hombres nuevos, con la novedad del bautismo (Cf. Rom. 6,4) y de la vida según el evangelio (Cf. Ef. 4,23-24; Col. 3,9-10). La finalidad de la Evangelización a través de este método es, por consiguiente, este cambio interior en las personas.

La Evangelización debe contener siempre como base, una clara proclamación de que, en Jesucristo, hijo de Dios hecho hombre, muerto y Resucitado, se ofrece la salvación a todos los hombres, como don de la gracia y la misericordia de Dios (Cfr. EN 27. SD 12).

Para alcanzar este objetivo debemos tener presente en la organización de un Retiro Kerygmático una serie de pasos que nos servirán de ayuda para transmitir el mensaje con claridad. En este sentido he recopilado en este manual las diferentes herramientas a usar por los Equipos de Evangelización, recordando sobre todo que: “Lo primero es estar en sintonía con el Señor a través de la Oración Constante, para con mucho amor, poder llevar esa esperanza de vida a los demás”.

Kerigma y catequesis.

La Evangelización es amplia y compleja. Contiene varios elementos que conviene distinguir. En primer lugar, por Evangelización se debe entender toda la actividad tanto de Jesús como de la Iglesia: cada acción eclesial es evangelización que proclama, celebra o vive el misterio de salvación.

División de la Evangelización

Manera sistemática de dividir la labor evangelizadora de la Iglesia:

a) Evangelización profética

Palabra proclamada: anuncio verbal de la Buena Nueva.

b) Evangelización Sacerdotal

Palabra celebrada: la liturgia, memorial de la obra de salvación.

c) Evangelización Regia

Palabra vivida: instaurar el Reino de Dios en el mundo.

En este material solo vamos a tratar la Evangelización Profética, que anuncia con palabras eficaces y testimonio de vida, la obra de salvación realizada por Cristo Jesús. En la comunicación del Evangelio con palabras, se deben distinguir claramente dos elementos sucesivos, que son complementarios e interdependientes:

  • Kerygma: Es el primer anuncio del mensaje de salvación (Cf. SD. 33; RMi 44)
  • Catequesis: La enseñanza progresiva de la fe.

Entre el kerygma y la catequesis existen profundas relaciones; pero al mismo tiempo, lógicas diferencias que conviene apuntar para distinguir:

KERYGMACATEQUESIS
ETIMOLOGIAProclamar, gritarGuardar, retener
OBJETIVONacer de nuevo, tener vidaCrecer en Cristo, tener vida en abundancia
CONTENIDOJesucristo, muerto y resucitado. Salvador y Mesías. La doctrina de la fe, dogma, moral, Biblia, entre otras.
METODOSe proclama a Jesucristo como la Buena noticia; se dirige a la voluntad mediante el testimonio personal.Se enseña ordenada y progresivamente, se dirige al entendimiento, es la fe de la Iglesia.
AGENTEEvangelizador: testigo lleno del Espíritu SantoCatequista: maestro lleno del Espíritu Santo
METASEncuentro personal con Jesús: por la fe y la conversión. Proclamación de Jesús como Salvador y SeñorEncuentro con el cuerpo de Cristo: La Comunidad. Santidad del Pueblo de Dios
RESPUESTAPersonal:
Mi Salvador
Mi Señor
Mi Mesías
Comunitaria:
Nuestro Salvador
Nuestro Señor
Nuestro Mesías
TIEMPOHoyDesde hoy

Modelos del Evangelizador

En esta sección aprenderemos de los que nos antecedieron en la tarea evangelizadora. Jesús es el modelo a seguir por excelencia, de él aprendieron los apóstoles. Jesús y los apóstoles nos dejaron una metodología que es la base para emprender la evangelización y la predicación hoy.

Jesús, Evangelio y Evangelizador

Contenido del mensaje de Jesús: el Reino (Cf. Mc 1,14; Mt 4,23; Lc 4,43).

Mensaje central: El Reino

Objetivodel mensaje de Jesús: la salvación (Jn 3,16-17).

El objetivo de Jesús: Salvar.

Jesús vino a darnos la salvación que consiste en:

  • Liberación del pecado, que es:
    • Reconciliación: hacer la paz con Dios (Cf. Ef 2, 12-18; Rom. 5,1).
    • Expiación de los pecados: ya pagó la deuda (Cf. 1 Cor. 15,3)
    • Liberación del pecado: somos propiedad divina (Cf. Gal. 5,1)
    • Justificación: la fidelidad divina (Cf. Rom. 3, 23-26).
  • Dar vida divina.

La vida divina es la riqueza ofrecida por Dios en Cristo Jesús a todos los hombres y a cada hombre y mujer en particular, para vivir como hijos de Dios, hermanos de Jesucristo en la comunidad guiada por el Espíritu Santo (Cf. Jn. 10,10; 14,6; Hech 2,42-47).

La salvación es liberación del pecado y comunión con Dios y los hermanos.

Medio para recibir el mensaje de Jesús.

Cada uno de los evangelistas lo plasman en la Sagrada Escritura de diferentes maneras:

  • San Marcos: Convertirse y Creer (Mc. 1,15).
  • San Mateo: Hacerse como niño (Mt. 18,3).
  • San Lucas: Hacerse pobre (Lc. 6,20).
  • San Juan: Nacer de nuevo (Jn. 3,3).

Método de Jesús para Evangelizar.

Para evangelizar a los hombres y mujeres de su época Jesús se propone un programa de trabajo:

El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido para anunciar a los pobres la buena nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor.

(Lc. 4,18-19)
  • Evangelio a los pobres: Abrirse a la salvación
  • Liberación a los cautivos: liberación interior
  • Vista a los ciegos: revelar el sentido de la vida
  • Libertad a los oprimidos: liberación exterior
  • Año de gracia del Señor: perdón de las deudas.

La metodología de Jesús como evangelizador consistía en:

  • Palabras y hechos (Cf. Jn. 7,46; 14,11)
  • Hablar con autoridad (Cf. Mt. 7,29)
  • Ser evangelizador itinerante (Cf. Mt. 4,23; Lc. 17,11; Mc. 7,24).
  • Realizar señales, milagros y liberaciones (Cf. Mt. 4,23; 12,28)
  • Enseñando parábolas y citas del Antiguo Testamento (Cf. Mt. 13,34).
  • Formó Comunidad e hizo escuela de evangelizadores Cf. Mc. 3,13-19)

La Evangelización de los Apóstoles.

Contenido del mensaje apostólico: Jesús (¡Jesús ya nos Salvó!)

El mensaje apostólico es la presentación de la persona de Jesús con sus tres hechos de salvación: Muerte, Resurrección y Glorificación y sus tres títulos: Salvador, Señor y Mesías; a favor nuestro.

Hechos de salvación más sobresalientes de Jesús.

  • Se encarnó y nació de Santa María Virgen.
  • Evangelizó y formó evangelizadores
  • Padeció y murió por nuestros pecados
  • Fue resucitado al tercer día para bendición nuestra
  • Está glorificado a la derecha del Padre
  • Envió al Espíritu Santo
  • Vendrá de nuevo.

Algunos Títulos de Jesús.

  • Salvador (Lc. 2,10-11; Jn 3,16-17; Tit. 2,13)
  • Señor (Ap. 1,8; 17,14; Filp. 2,11)
  • Mesías (Lc. 9,20; Jn 1,41; 4,29; 7,41).

“Jesús nuestro Señor fue entregado por nuestros pecados y resucitado para nuestra justificación”.

Romanos 4,24

Objetivo del mensaje apostólico: Que recibieran el Don del Espíritu Santo y vivieran en Comunidad.

La evangelización apostólica consistía en presentar a Jesús como Salvador, Señor y Mesías para que todo aquel que lo aceptara, pidiera y recibiera el Don del Espíritu Santo y se integrara a la comunidad. Por ello los apóstoles les exhortaban diciendo que pidieran y recibieran el Don del Espíritu Santo (Cf. Hechos 2,38-39; Efesios 1,13) porque:

  • El Espíritu Santo hace presente y efectiva la Salvación, y nos conduce a formar la comunidad cristiana (Jn. 15,4-5; Hechos 2,42-44; Mt. 25,31-46; SD26)
  • “La iniciación cristiana culmina en el memorial de la muerte y la resurrección de Jesús, en la celebración de la Cena del Señor”.

Medio que pedían a los apóstoles a la gente para que recibieran la salvación de Jesús: fe y conversión (Hechos 2,37-38; 13,39; 16,30-31; 20,21).

La fe es: creer, confiar, depender (Ef. 2,8-9; Gal. 2,16; Mc, 16,16; Hechos 13,38-39).

La Conversión es: cambiar, nuestra vida por la vida de Jesús.

La conversión debe ser:

  • Personal (Hechos 2,38)
  • Comunitaria (Hechos 2,42)
  • Social (Hechos 2,44; SD 45,54,159,160; EA 26)

La fe y la conversión se deben manifestar:

  • Con respecto a la fe: Jesús es mi Salvador (Hechos 4,12)
  • Con respecto a la conversión: Jesús es mi Señor (Romanos 10,9)
  • (Rom. 10,9-10; Mat. 10,22; Rom. 1,17; Mc. 5,25-34; Lc. 19,8; Mt. 16,16; Jn 20,28.)

Método de la Evangelización de los apóstoles.

Los apóstoles evangelizaban de la siguiente manera:

  • En Comunidad enviada por Jesús (Jn. 20,21; Hechos 5,29; Rom. 10,15)
  • Con el poder del Espíritu: curaciones y milagros (1 Tes. 1,5; Hechos 3,1-8)
  • Con valentía (Hechos 4,29)
  • Con amor a los evangelizados (1 Tes. 2,8)
  • En unidad (Jn 13,35)

Los Seminarios de Vida en el Espíritu

Lineamientos

El Concejo católico Carismático Latinoamericano (CONCCLAT), desea promover en la Renovación Carismática Católica de Latinoamérica un lineamiento para ser fieles a una de las herramientas de evangelización, que ha sido vital para conservar la identidad e introducir a muchas personas a esta corriente de gracia de la R.C.C. Nos estamos refiriendo a los Seminarios de Vida en el Espíritu, que son considerados como el seminario de introducción a esta corriente. Seminarios también identificados con nombres tales como: Seminarios de Vida Nueva, Retiros de Iniciación, entre otros, pero que se refieren a la misma realidad. Como CONCCLAT asumimos usar en nuestros países Seminarios de Vida en el Espíritu, mismo término que utiliza el Papa Francisco (20-23 de julio de 2015, Guadalajara México).

Todo esto lo hacemos movidos por las invitaciones que nos ha hecho recientemente el mismo Papa Francisco, de llevar esta experiencia también a diferentes lugares de nuestra sociedad actual:

Les pido a todos y cada uno que como parte de la corriente de gracia de la Renovación Carismática organicen Seminarios de Vida en el Espíritu en sus Parroquias, Seminarios, escuelas, en los barrios para compartir el Bautismo en el Espíritu

Papa Francisco, III Retiro Mundial de Sacerdotes, organizado por el ICCRS, Basílica San Juan Letrán, Roma, Junio 12 de 2015

Características

  • Son oportunidades privilegiadas de evangelización.
  • Tienen el propósito de suscitar un encuentro personal con Jesucristo y de aceptación de su Señorío, lo cual es una experiencia fundamental para nacer a la vida de la fe.
  • Están enfocados fundamentalmente a anunciar el Kerigma: La Buena Noticia de la salvación.
  • El objetivo fundamental del Seminario es llegar a la experiencia de recibir el Bautismo en el Espíritu Santo.
  • Son espacios de un encuentro vivencial con la Santísima Trinidad. La sencillez y la intensidad de la experiencia de Dios son sus características más notables.
  • Son cenáculos (aposentos altos) donde siempre está presente la Virgen María, intercediendo por el bautismo en el Espíritu de sus hijos.
  • Juegan un papel importante para unir a las personas en un contacto más estrecho con la Palabra de Dios.

Los Seminarios de Vida en el Espíritu NO SON:

  • Jornadas de catequesis o de crecimiento en la fe.
  • Cursos teológico-doctrinales, aunque se transmiten verdades esenciales de la fe.
  • Retiros de sanación, aunque provocan experiencias de conversión y liberación.
  • Talleres de oración, aunque se invoca permanentemente al Espíritu Santo.

Metodología

  • Proclamar el anuncio de la salvación de manera clara y sencilla.
  • Compartir en pequeños grupos (grupos de reflexión), sobre los textos bíblicos que fundamentan los temas que se imparten.
  • Dar testimonios, bien seleccionados, personales y/o de personas que han experimentado una fuerte transformación en su vida, al escuchar el anuncio del Evangelio.
  • Dedicar momentos personalizados de oración para los participantes del Seminario.
  • Suscitar el deseo de los participantes para vivir una profunda vida sacramental y vincularse de una manera activa a la vida eclesial (parroquia/grupos de oración).

La metodología de los Seminarios de Vida en el Espíritu debe estar atenta a facilitar el encuentro personal de los participantes con Dios y la participación grupal, de modo que se derriben barreras personales y se abran para descubrir el amor de Dios en la acción evangelizadora de la iglesia, representada en el equipo de servicio.

Temática

De acuerdo con la experiencia que se ha venido teniendo a través de varias décadas de estar realizando Seminarios de Vida en el Espíritu y por razones pastorales, casi todo confluye en que el número menor de temas es de diez. A estos temas se le agrega un introductorio y un tema sobre la vida de la Santísima Virgen María y otros, según la necesidad de cada comunidad.

Los temas (predicaciones) se complementan con grupos pequeños de reflexión bíblica, testimonios y momentos de oración, de acuerdo a la manera como lo discierna y organice el equipo de servicio. Es importante dar suficiente tiempo para interiorizar, crecer en el proceso y para tener un acompañamiento espiritual a lo largo de todo el seminario. Es clave la reflexión en grupos y preguntas de reflexión personal para profundizar en lo proclamado.

El hilo conductor que unifica los temas que se imparten en el Seminario de Vida en el Espíritu es el Kerigma: el primer anuncio de la salvación. Es la presentación de Dios tal como lo anunció la primera comunidad cristiana, después de la experiencia de la resurrección de Jesucristo.

Los Temas que utilizamos en el El Salvador son:

  1. El Amor de Dios como Padre
  2. El Pecado y sus Consecuencias
  3. Jesús solución de Dios ( o la Salvación en Jesús)
  4. Fe y Conversión
  5. El Señorío de Jesús
  6. La Promesa del Padre
  7. El Cumplimiento de la Promesa
  8. La Promesa es para ti aquí y ahora

A estos ocho temas, se le agrega uno de introducción, “El Hijo Pródigo” (Lc. 15,11-32), donde se manifiesta la Misericordia de Dios para toda la humanidad y se concluye con un tema de la Santísima Virgen María”, que se vuelve un elemento singular en la Historia de la Salvación, ella que es Madre de Dios y Madre nuestra.

Secuencia y fundamento bíblico

Los temas del Seminario de Vida en el Espíritu tienen un orden y una secuencia lógica que es importante no alterar ni modificar.

La carta de San Pablo a los Romanos nos presenta esta dinámica de la vida cristiana, que se puede describir, a grandes rasgos, así:

  • El Evangelio es la fuerza de Dios que salva (Romanos 1,16)
  • El Pecado y sus consecuencias (Romanos 1,18; 3,20)
  • La Salvación viene por la Fe (Romanos 3,21; 4,25)
  • Vivir de un modo nuevo (Romanos 5,1; 7,25)
  • La Vida en el Espíritu (Romanos 8,1; 39)
  • La Comunidad cristiana (Romanos 12,1-21)

Se puede apreciar una gran similitud entre los temas del Kerigma que se imparten en el Seminario de Vida en el Espíritu y la manera como San Pablo habla del Evangelio, que es fuerza de Dios para la salvación, en su carta a los Romanos.

Muchos otros elementos bíblicos y de la tradición de la Iglesia soportan esta dinámica de presentación de la buena noticia que se ha sintetizado de manera admirable en los temas del Seminario de Vida en el Espíritu.

La evangelización hoy

Contenido del mensaje hoy

Jesucristo, Hijo de Dios y su Misterio Pascual: Jesús muerto, resucitado y glorificado. (Cf. SD 24,26,27,33; Rmi 44; EA 10; NMI 18,19,24).

El mensaje hoy se presenta de manera:

  • Actual:             Hoy
  • Directo:          A ti
  • Concatenado: Que los temas tengan secuencia uno con otro.

Ejemplo de mensaje Kerygmático con las tres características anteriores: (se puede hacer práctica por parejas donde uno es el evangelizador y otro el evangelizado)

EVANGELIZADOREVANGELIZADO
Dios te ama hoy.Pero ¿Por qué no lo experimento?
Porque eres pecador necesitado de salvación.¿Cuál es la solución?
Jesús, el Hijo de Dios, ya te salvó.¿Cómo hago mía la salvación?
Cree y conviértete ya, proclamando a Jesús como tu único salvador y Señor.¿Eso es todo?
Pide y recibe el don del Espíritu Santo.Y luego ¿Qué sigue?
Persevera con Jesús en la comunidad.

Objetivo del Mensaje Kerygmático hoy

El objetivo es la salvación del género humano. Esta salvación consiste en:

  • Adhesión personal a Jesucristo (SD 26, EA 10; EE22)
  • Participar de su vida divina, principalmente en la Eucaristía
  • Llamado a la conversión continua y permanente
  • Nuevo pentecostés
  • Formar hombres y comunidades maduras en la fe
  • Tener comunidades evangelizadas evangelizadoras
  • Desarrollar la cultura de pentecostés
  • Vivir la espiritualidad de la comunión

A todo esto lo podemos llamar vivir la Vida en el Espíritu Santo, construyendo el Reino de Dios desde y en la comunidad.

Los medios para recibir el mensaje kerigmático en nuestros tiempos son la fe, la conversión y la vida de la gracia.

Método para proclamar el Kerigma hoy (NMI 16)

La santidad del evangelizador: el predicador o proclamador del kerigma debe estar en gracia de Dios para ser un canal digno por el que fluya con normalidad el mensaje de Dios y que el efecto sea el deseado. Un predicador en pecado grave puede convertirse en obstáculo.

El testimonio: el mundo de hoy está más hambriento de testimonio que de palabras. Las palabras convencen, pero los ejemplos arrastran. Además del testimonio que el evangelizador puede dar con su ejemplo de vida, contar lo que Dios ha hacho en su vida personal resulta eficaz para transmitir el mensaje de Dios.

Características del testimonio

Ese testimonio debe ser ABC:

Auténtico: debe ser real, no inventado. Debe ser un caso comprobable, verificable.

Breve: Lo más conciso posible, pero sin omitir los detalles más relevantes.

Centrado en Cristo: la mirada y atención del oyente debe dirigirse hacia Aquél (Cristo) que obró con un poder sobrenatural y no en quien se hizo la obra.

Partes de un testimonio

  1. Antes del encuentro con Cristo ¿Cómo vivía?.
  2. Cómo fue el encuentro con Cristo.
  3. Ahora, después del encuentro con Cristo. ¿Cómo vivo?.
  4. Motivación: ¡también puede hacerlo por ti!

Preparación de temas para la predicación

  1. Orar antes del Tema. Para hablar de Dios antes tienes que hablar con Dios
  2. Tener claro el objetivo del tema y a quienes irá dirigido (destinatarios)
  3. Buscar los textos bíblicos adecuados
  4. Buscar ejemplos que se apliquen al tema
  5. Insertar el testimonio de vida (el más fuerte o el más reciente).
  6. Hacer una conclusión

Durante la predicación:

  1. Comenzar con un saludo y motivación (canto, oración, palabras de ánimo, saludo alegre, etc.)
  2. Si ya hubo una predicación previa, hacer un resumen breve sobre ese tema
  3. Presentar el objetivo del tema
  4. Introducción al tema
  5. Proclamar los textos bíblicos con claridad y firmeza
  6. Aplicar el texto al aquí y ahora con imperativos, exhortaciones etc. (por ejemplo: Dios te ama hoy, a ti así lo dice en…)
  7. Compartir el testimonio con alegría y no olvidar la motivación
  8. Resumen final
  9. Concluir con una oración de acuerdo al tema

Uso de dinámicas para los seminarios de vida

Dentro de la metodología moderna para compartir el mensaje Kerygmático, en algunos momentos es muy oportuno usar alguna dinámica que ayude a comprender mejor el contenido de los temas, por ejemplo:

  • Los Jarros de barro  
  •  Las imágenes de Jesús         
  • Los tres círculos
  • Las barcas de los discípulos
  • Papel arrugado
  • Pasar la cruz de Cristo, y otros.             

Oraciones durante el Seminario de Vida en el Espíritu

  1. Oración por sanación interior (explicar método por etapas de la vida), en cada etapa abrir y cerrar.
  2. Oración de reconciliación y liturgia penitencial (acto de quema de pecados, lavatorio de los pies), preparación para el sacramento de la Reconciliación.
  3. Oración para recibir a Jesús como Señor y Salvador
  4. Oración de Efusión o Bautismo en el Espíritu (acto de la dulce espera, imponer las manos a cada hermano, liturgia de consagración).
  5. Oración de sanación con María Santísima.

La importancia del “Pastoreo” durante el curso de evangelización.

Es muy importante que se realice el pastoreo durante el Seminario de iniciación de Vida en el Espíritu y deben realizarse después de cada tema; esto sirve para orientar a hermanos que estén viviendo alguna situación especial y requieran atención personal, sea en la oración o por el Sacerdote. Recordemos que el pastoreo no es repaso de temas, sino identificación de situaciones que requieran solución particular, y que le permitan a la oveja abrirse a la presencia de Dios…

Recomendaciones al salir a evangelizar casa por casa en una misión

Leer y hacer comentarios sobre el texto de Lc. 10, 1-16.

Ir de dos en dos, orar todo el tiempo, hacer oración antes de tocar la puerta de la casa seleccionada, saludar en el nombre de Jesús, presentarse y decir quién los envió, dar el mensaje, escuchar a los evangelizados, respetar opiniones, aceptar alimentos, orar por los enfermos, invitar a los evangelizados a participar en la Iglesia y de los diferentes grupos y apostolados, oración final y despedida.

Los protagonistas de la Evangelización

El evangelizador: Proclama y testifica, trabaja en equipo.

El evangelizador es un hombre sacado de entre los hombres para colaborar con Dios en la salvación de sus hermanos, por ello ama y comprende al evangelizado, no lo acusa ni lo señala, lo trata con misericordia y lo motiva al encuentro con Jesús. El evangelizador transmite la Palabra de Dios con valentía, audacia y, sobre todo, con su vida; es un testigo del poder de Dios.

El evangelizador debe pertenecer a un equipo de evangelizadores y no trabajar sólo, se debe en obediencia, además del párroco, a un coordinador; su trabajo en equipo es muy importante. Participa no solo proclamando la Buena Nueva sino en la elaboración, desarrollo y evaluación de los temas programados.

Continuamente debe repasar, estudiar, memorizar citas bíblicas y ensayar sus temas. En la oración descubre día con día un nuevo testimonio de la presencia y la fidelidad de Dios para con él, por ello debe estar atento a la gracia que Dios le regala en todo momento y recibirla con gratitud. Su vida de oración se fortalece en sus participaciones en las Asambleas y Grupos de Oración, así como de su oración personal; es asiduo a la participación en los sacramentos, principalmente la Eucaristía, ya que ahí se alimenta de la gracia y poder de Dios…

Perfil del Evangelizador.

  1. Experiencia de la Misericordia de Dios. (Hechos 4,20; Mc. 5,20)
  2. Deseo profundo de evangelizar (Jn. 2,17; Ef. 6,15; 1 Cor. 9,16)
  3. Integrado a una comunidad y su realidad (Jn. 10,14; Rom. 16)
  4. Vivir la Vida en Cristo y el Espíritu Santo (Ef. 4,11; 1Cor. 11,1)

 El Espíritu Santo Convence y Convierte

El principal trabajo a realizar en la evangelización lo lleva a cabo el Espíritu Santo; Él y solo Él, convierte y convence, el evangelizador sólo es el instrumento en las manos de Dios, conducido por el Espíritu Santo proclama y testifica, pero el Espíritu Santo habla a través de él.

 El Evangelizador escucha y responde a Dios

Es el evangelizado quien toma la decisión de seguir o no a Jesucristo, de orar o no, de abrir su corazón a Dios o cerrarlo. Recordemos la frase de San Agustín: “Dios, que te creó sin ti, no te salvará sin ti”; cada quien en su libertad puede escoger o rechazar el mensaje de salvación, al evangelizador no le toca forzar, imponer y mucho menos manipular al evangelizado, esto complicaría el obrar del Espíritu Santo…

- Publicidad -
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Anuncio -

Más popular

Comentarios recientes