jueves, junio 20, 2024
InicioRecursosLa Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo.

La Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo.

Jesucristo, Rey del Universo

Para coronar todos los misterios de la vida de Cristo, celebrados durante todo el Año Litúrgico, los católicos celebramos la Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo.

Su origen

Es una fiesta instituida por el Papa Pío XI el 11 de diciembre de 1925, con la Encíclica QUAS PRIMAS , para afirmar en nuestra sociedad secularizada la soberanía de Cristo y recordar a los hombres que la Iglesia, como sociedad perfecta instituida por Cristo, exige -por derecho propio e imposible de renunciar- plena libertad e independencia del poder civil; y que en el cumplimiento del oficio encomendado a ella por Dios, de enseñar, regir y conducir a la eterna felicidad a cuantos pertenecen al Reino de Cristo, no pueden depender del arbitrio de nadie. Motivó así a los católicos a reconocer que el mandatario de la Iglesia es Cristo.

El Papa Pio XI decretó que se celebrara esta fiesta en todas las partes de la tierra el último domingo de octubre, esto es, el domingo que inmediatamente antecede a la festividad de Todos los Santos. Posteriormente, con el nuevo calendario,  se ha colocado con mejor lógica en el último domingo del tiempo ordinario, como corona y conclusión del año litúrgico y resaltar así la importancia de Cristo como el Rey de nuestras vidas y de toda la historia universal, dándole a la celebración un significado diverso, al acentuar la dimensión escatológica del Reino de Dios en su consumación final. Cristo aparece así como centro y dominador de la historia desde el comienzo hasta su momento final, el Alfa y la Omega, el Primero y el Ultimo, el Principio y el Fin.

Esperanza escatológica

La fiesta de Jesucristo, Rey del Universo, colocada al final del Año Litúrgico,  además de sintetizar una serie de celebraciones del misterio de Cristo como Señor, Rey, Sacerdote (contenidas ya en Navidad, Epifanía, Pascua, Ascensión) presenta también la perspectiva de la segunda venida, del juicio universal, de la entrega del reino al Padre para que Dios sea todo en todos. Es como el sello del año litúrgico, que se abre a la esperanza escatológica de la Iglesia, reino de Dios en germen en esta tierra, orientada al cielo

De las 99 veces que aparece la palabra «Reino» en los evangelios sinópticos, en 90 ocasiones aparece en labios de Jesús. Una de ellas es cuando enseña el Padrenuestro a sus discípulos, con el que nosotros clamamos cada vez que lo rezamos: «Venga a nosotros tu reino».

¿Es Jesús realmente el REY de nuestra vida?

Si el Papa Pio XI quiso hacer saber al mundo que en la Iglesia quien reina es Cristo y no un poder civil, al celebrar esta gran fiesta debemos los católicos y el mundo entero recordar que quien manda es Cristo y que su reinado no puede ser suplantado por ningún poder del mundo. Por tal razón, al llegar a esta fiesta,  se hace necesario evaluar si realmente en nuestras vidas el que manda es Cristo y no nuestros intereses personales.

Hay un mensaje muy importante para todos los fieles que nos deja la encíclica del Papa Pío XI en el numeral 34:

«Porque si a Cristo nuestro Señor le ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra; si los hombres, por haber sido redimidos con su sangre, están sujetos por un nuevo título a su autoridad; si, en fin, esta potestad abraza a toda la naturaleza humana, claramente se ve que no hay en nosotros ninguna facultad que se sustraiga a tan alta soberanía. Es, pues, necesario que Cristo reine en la inteligencia del hombre, la cual, con perfecto acatamiento, ha de asentir firme y constantemente a las verdades reveladas y a la doctrina de Cristo; es necesario que reine en la voluntad, la cual ha de obedecer a las leyes y preceptos divinos; es necesario que reine en el corazón, el cual, posponiendo los efectos naturales, ha de amar a Dios sobre todas las cosas, y sólo a El estar unido; es necesario que reine en el cuerpo y en sus miembros, que como instrumentos, o en frase del apóstol San Pablo, como armas de justicia para Dios (Rom 6, 13), deben servir para la interna santificación del alma. Todo lo cual, si se propone a la meditación y profunda consideración de los fieles, no hay duda que éstos se inclinarán más fácilmente a la perfección.»

Si Cristo es realmente el Rey del Universo y de nuestra vida, entonces Él debe reinar sobre nuestra inteligencia, nuestra voluntad, nuestro corazón y nuestro cuerpo (y sus miembros)

Muchos cristianos tenemos a Cristo como aquellas naciones en las que todavía prevalecen las realezas: el rey ya no manda, es más una figura decorativa. Cristo no puede ser solo esa figura decorativa que colgamos en la pared de nuestras casas o adorna nuestros altares. Debe ser el Rey, el que manda y toma las decisiones. Cristo no solo debe colgar de nuestro cuello como una figura decorativa, debe ocupar en nuestro corazón el trono que a un Rey le corresponde.

Si Cristo no manda en nuestras vidas, no es nuestro Rey. Si durante todo el Año Litúrgico Cristo nos ha hablado y nada de lo que nos ha enseñado hemos llevado a la práctica, al finalizar el año debemos reconocer tristemente que solo es una figura decorativa, nada más, pero no nuestro Rey.

¿No es cierto que los reyes terrenales de nuestros tiempos son ocupados solo para imprimir su foto en los billetes o para que firmen documentos? Si Cristo no es esa figura impresa en nuestros corazones y no solo en una estampa, no es nuestro Rey. Si solo lo ocupamos para que firme nuestra acta de matrimonio, fe de bautismo o cualquier documento que dé legalidad a los sacramentos que recibimos, no es todavía nuestro Rey. Si las decisiones importantes en nuestra vida las tomamos solo nosotros, sin consultarle a Cristo, es porque todavía no es nuestro Rey.

Obedecer a Cristo, como nuestro Rey, requiere la práctica de todo aquello que él nos manda cumplir. Parte de ello lo hemos escuchado en todas las celebraciones litúrgicas del año que hoy finalizamos; el resto lo encontramos en las Sagradas Escrituras, a las que debemos acercarnos asiduamente, con devoción y respeto.

Liturgia de la Palabra

Ciclo A: 

  • Ez 34,11-12.15-17: Dios pastor y juez de Israel.
  • Salmo 22: el Señor es mi pastor.
  • 1 Co 15,20-26.28: Cristo resucitado entrega el reino al Padre.
  • Mt 25,31-46: el último juicio del Rey acerca del amor.

Ciclo B:

  • Dn 7,13-14: el poder del Hijo del hombre.
  • Salmo 92: el Señor reina vestido de majestad.
  • Ap 1,5-8: ha hecho de nosotros un reino de sacerdotes.
  • Jn 18,33b-37: Jesucristo se proclama Rey ante Pilatos.

Ciclo C:

  • 2 Sm 5,1-3: la unción de David como rey.
  • Salmo 121: vamos con gozo a la casa del Señor.
  • Cl 1,12-20: nos ha trasladado al reino de su Hijo querido.
  • Lc 23,35-43: acuérdate de mí cuando estés en tu Reino.

Que Cristo, Rey de reyes y Señor de señores, reine en cada uno de nuestros corazones. Amén

Fuentes:

Castellano, Jesús, El Año Litúrgico, Centro de Pastoral Litúrgica, Barcelona, 2011; Bergamini, Augusto, Cristo, Fiesta de la Iglesia. El Año Litúrgico, Ed. San Pablo, Bogotá, 1995; Papa Pío XI, Carta Encíclica Quas PrimaS, 1925

Comentarios de Facebook
Mardoqueo Sánchez
Mardoqueo Sánchezhttp://cristomaniacatolica.com
Ingeniero en Sistemas, con estudios de Teología y Filosofía. Generarador de contenido para webs católicas desde 2005

Musica

Cantos de entrada para la misa, con acordes y vídeo

0
Les ofrecemos un repertorio amplio de cantos litúrgicos de entrada para la Santa Misa, con acordes y cada canto incluye, al final, un vínculo al vídeo correspondiente.
Sandy Caldera

Sandy Caldera: cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana. Su biografía y sus canciones.

0
Sandy Caldera es una cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana, cuyo testimonio es conmovedor, puesto que es invidente de nacimiento; pero Dios la ha dotado de grandes carismas para convertirse en la motivación de todos aquellos pesimistas que creen que Dios castiga y abandona a las personas con capacidades especiales.
Celinés Díaz

Celinés Díaz: cantante católica dominicana, su biografía y sus canciones

0
Conozcamos ahora a otra joven cantante y compositora católica que se está abriendo espacio entre un nutrido grupo de artistas que emergen, por la...
Athenas

Athenas (Athenas María Vinica): Su biografía y sus canciones

0
Athenas, cantante y compositora católica argentina, con tres discos de alabanzas y 7 de salmos para la Santa Misa, además de cantos para el Santo Rosario

Martín Valverde Rojas: biografía y canciones

0
Seguimos con nuestro apoyo a los artistas católicos. Conozcamos a Martín Valverde Rojas: Cantante católico, su biografía y sus canciones. Sin lugar a dudas Martín...