InicioLuturgiaMoniciones EspecialesMoniciones y Lecturas 27 de diciembre de 2022, Fiesta de San Juan,...

Moniciones y Lecturas 27 de diciembre de 2022, Fiesta de San Juan, apóstol y evangelista

Monición de entrada

Buenos días (tardes, noches) queridos hermanos. Sean bienvenidos todos a la celebración eucarística del día de hoy, en la fiesta de San Juan, el apóstol y evangelista.

Después de haber celebrado ayer a San Esteban, hoy toca el turno a Juan, otro gran testigo que nos ayuda a profundizar en el misterio de la Navidad y a la vez relaciona estrechamente a ese Niño recién nacido con el Cristo que nos salva a través de su entrega pascual y su resurrección.

Juan había encontrado al Señor, junto con su hermano Andrés, en las orillas del Río Jordán. Se convirtió en su gran amigo y lo acompañó hasta su muerte y sepultura. En la mañana del domingo de Pascua es el primero en creer en la resurrección de Cristo. Es el teólogo de la Pascua; pero también es el teólogo de la Navidad.

Preparados para que Dios nos hable por medio de San Juan, iniciamos la celebración de estos sagrados misterios con el canto de entrada. De pie, por favor.

Moniciones a las lecturas

Monición a la primera lectura (1 Jn 1, 1-4)

Empezamos hoy, precisamente en el día de su fiesta, y durará hasta el final del
tiempo de la Navidad, la lectura continuada de la primera carta de san Juan, que
nos va a transmitir con lenguaje lleno de lucidez y exigencia el misterio del
amor de Dios. Escuchemos el texto de hoy.

PRIMERA LECTURA

Comienzo de la primera carta del apóstol san Juan 1, 1-4

Queridos hermanos:

Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos, lo que contemplamos y palparon nuestras manos: la Palabra de la vida (pues la vida se hizo visible), nosotros la hemos visto, os damos testimonio y os anunciamos la vida eterna que estaba con el Padre y se nos manifestó.

Eso que hemos visto y oído os lo anunciamos, para que estéis unidos con nosotros en esa unión que tenemos con el Padre y con su Hijo Jesucristo. Os escribimos esto, para que nuestra alegría sea completa.

Palabra de Dios.

Monición al salmo responsorial (Salmo 96)

El salmo 96 nos invite insistentemente a alegrarnos en el Señor, porque para los que se saben amados y salvados por Dios todo es luz y fiesta. Por eso digamos todos:

Alegraos, justos, con el Señor.

Salmo responsorial: Salmo 96, 1-2. 5-6. 11-12

R. Alegraos, justos, con el Señor.

El Señor reina, la tierra goza,
se alegran las islas innumerables.
Tiniebla y nube lo rodean,
justicia y derecho sostienen su trono. R.

Los montes se derriten como cera
ante el dueño de toda la tierra;
los cielos pregonan su justicia,
y todos los pueblos contemplan su gloria. R.

Amanece la luz para el justo,
y la alegría para los rectos de corazón.
Alegraos, justos, con el Señor,
celebrad su santo nombre. R.

Evangelio (Juan 20, 2-8)

El apóstol Juan, el que había sido testigo presencial de la muerte de Cristo, porque estaba al pie de la Cruz con María y las otras mujeres, es también testigo del sepulcro vacío. Hoy, en su Evangelio, él mismo nos cuenta esa experiencia. Cantemos primero el aleluya para escuchar este mensaje.

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Juan 20, 2-8

El primer día de la semana, María Magdalena echó a correr y fue donde estaba Simón Pedro y el otro discípulo, a quien tanto quería Jesús, y les dijo:

—«Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto».

Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; y, asomándose, vio las vendas en el suelo; pero no entró.

Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio las vendas en el suelo y el sudario con que le habían cubierto la cabeza, no por el suelo con las vendas, sino enrollado en un sitio aparte.

Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó.

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

Opción 1

Como Juan, el apóstol amado, recostemos también nosotros la cabeza en el pecho de Jesús, confiando en su amor que abraza y acoge nuestras invocaciones, y digámosle con fe:

En tu amor, sálvanos, Señor. 

  1. Por la Iglesia, para que siempre corra a anunciar el mensaje de la resurrección de Jesús, sin detenerse ante los sepulcros de la timidez, del miedo y de la pereza. Oremos. 
  2. Por el Papa, para que como san Juan, sepa ver y reconocer los signos del paso de Dios en la historia y lleve el camino de la Iglesia y de la humanidad por las vías de la santidad. Oremos.
  3. Por la paz en el mundo, para que siempre haya hombres y mujeres de gobierno que, sin miedo alguno, sepan defender el bien supremo de la vida, fundamento para todo camino de justicia y paz. Oremos.
  4. Po los teólogos, los biblistas, los formadores de los seminarios, para que en la búsqueda y en la enseñanza del misterio de Dios sean siempre animados por el amor, la dedicación a los jóvenes en formación y por la pasión por la verdad. Oremos.
  5. Por toda esta comunidad reunida en la Fiesta de San Juan, para que la celebración de esta eucaristía aumente en nosotros el amor por el Señor. Oremos.

Presidente: Señor Jesús, tocamos a la puerta de tu corazón con estas oraciones y con todas las que no hemos expresado. Tú las conoces y sabes lo que es bueno para nosotros. Te lo confiamos todo a ti, que eres Dios y vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Opción 2

Celebrante: Queridos hermanos, elevemos nuestras oraciones a Dios, que existe por toda la eternidad, pero que ha querido hacerse hombre para manifestarnos su amor con un corazón humano. Digamos con fe:

 Señor, aumenta nuestra fe.

  1. Por la Iglesia, Pueblo de Dios, que se goza con el nacimiento de Jesús en nuestra carne: para que viva cada vez más su Evangelio, sea dócil al Espíritu Santo y se deje renovar por Él. Oremos.
  2. Por el Papa, los obispos, los sacerdotes y diáconos, para que, como el apóstol Juan, den testimonio de lo que han vivido y escuchado, haciendo un anuncio creíble, capaz de despertar la fe en quienes los escuchan. Oremos.
  3. Por nuestros gobernantes, para que sirvan al bien común, trabajen por la justicia y hagan posible la convivencia pacífica entre todos los ciudadanos. Oremos.
  4. Por la conversión del mundo, especialmente la de aquellos que no creen en la vida eterna y en la resurrección, y entienden la muerte como el final de todo, para que, alcanzados por el testimonio de quien ha experimentado en su existencia el encuentro con el Resucitado, se abran al don de la fe. Oremos.
  5. Por los enfermos y agonizantes, para que la cercanía de la hora del encuentro con Dios los llene de su paz y de su amor. Oremos.
  6. Por todos los que estamos celebrando la fiesta de San Juan en el marco de las fiestas de Navidad, para que recibamos la abundancia de la gracia que nos trae Jesucristo y la transmitamos a nuestros hermanos. Oremos.

Celebrante: Oh Dios, que por el nacimiento de tu Hijo en nuestra carne has querido manifestarnos tu amor y tu cercanía; escucha nuestras oraciones y haz que, siguiendo las huellas de San Juan que supo vivir en tu amor, lleguemos un día a la plenitud de tu gloria. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Presentación de las Ofrendas

San Juan fue un apóstol y evangelista, el más joven de los doce discípulos. Junto al pan y el vino, llevemos la realidad de nuestros jóvenes. Cantemos…

Comunión

En la última cena, Juan tuvo una posición de comensal privilegiado. Hoy tendremos también nosotros esa cercanía con Cristo en el banquete eucarístico. Acerquémonos a comulgar con devoción.

Final

San Juan conoció y amó al Señor. Luego se encargó de proclamar su Buena Nueva. Ahora nosotros, después de celebrar esta fiesta, es bueno que nos cuestionemos si conocemos, amamos y servimos al Señor anunciando su Evangelio. Nos retiramos a nuestros hogares, con la misión de imitar las virtudes del apóstol, cuya fiesta hemos celebrado.

Comentarios de Facebook
Cristomanía Católica
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Más popular

Musica

Sandy Caldera

Sandy Caldera: cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana. Su biografía y sus canciones.

0
Sandy Caldera es una cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana, cuyo testimonio es conmovedor, puesto que es invidente de nacimiento; pero Dios la ha dotado de grandes carismas para convertirse en la motivación de todos aquellos pesimistas que creen que Dios castiga y abandona a las personas con capacidades especiales.
Celinés Díaz

Celinés Díaz: cantante católica dominicana, su biografía y sus canciones

0
Conozcamos ahora a otra joven cantante y compositora católica que se está abriendo espacio entre un nutrido grupo de artistas que emergen, por la...
Athenas

Athenas (Athenas María Vinica): Su biografía y sus canciones

0
Athenas, cantante y compositora católica argentina, con tres discos de alabanzas y 7 de salmos para la Santa Misa, además de cantos para el Santo Rosario

Martín Valverde Rojas: biografía y canciones

0
Seguimos con nuestro apoyo a los artistas católicos. Conozcamos a Martín Valverde Rojas: Cantante católico, su biografía y sus canciones. Sin lugar a dudas Martín...