martes, abril 16, 2024
InicioLuturgiaMoniciones y Lecturas Diarias Tiempo Ordinario Año ImparMoniciones y Lecturas lunes 27 de noviembre de 2023 - XXXIV Semana...

Moniciones y Lecturas lunes 27 de noviembre de 2023 – XXXIV Semana Tiempo Ordinario Años Impares

Monición de entrada

Queridos hermanos, tengan todos muy buenos días (tardes, noches). Les damos la más cordial bienvenida a la celebración eucarística de hoy, con la que iniciamos las misas diarias de la última semana del Año Litúrgico.

Con nuestra mirada puesta ya en el adviento que se nos avecina, iniciemos esta celebración con el canto de entrada.

-> También te puede interesar:

Moniciones a las lecturas

Monición a la primera lectura (Daniel 1, 1-6. 8-20)

El libro de Daniel, que leeremos en esta última semana del Año Litúrgico, sitúa sus relatos edificantes en tiempos del rey Nabucodonosor, el que llevó al destierro al pueblo de Israel. El texto de hoy expone el marco histórico en que se desarrollará la acción de Daniel. 

PRIMERA LECTURA

Comienzo de la profecía de Daniel 1, 1-6. 8-20

El año tercero del reinado de Joaquín, rey de Judá, llegó a Jerusalén Nabucodonosor, rey de Babilonia, y la asedió.

El Señor entregó en su poder a Joaquín de Judá y todo el ajuar que quedaba en el templo; se los llevó a Senaar, y el ajuar del templo lo metió en el tesoro del templo de su dios.

El rey ordenó a Aspenaz, jefe de eunucos, seleccionar algunos israelitas de sangre real y de la nobleza, jóvenes, perfectamente sanos, de buen tipo, bien formados en la sabiduría, cultos e inteligentes, y aptos para servir en palacio, y ordenó que les enseñasen la lengua y literatura caldeas.

Cada día el rey les pasaría una ración de comida y de vino de la mesa real.

Su educación duraría tres años, al cabo de los cuales, pasarían a servir al rey.

Entre ellos, había unos judíos: Daniel, Ananías, Misael y Azarías.

Daniel hizo propósito de no contaminarse con los manjares y el vino de la mesa real, y pidió al jefe de eunucos que lo dispensase de aquella contaminación. El jefe de eunucos, movido por Dios, se compadeció de Daniel y le dijo:

—«Tengo miedo al rey, mi señor, que os ha asignado la ración de comida y bebida; si os ve más flacos que vuestros compañeros, me juego la cabeza».

Daniel dijo al guardia que el jefe de los eunucos había designado para cuidarlo a él, a Ananías, a Misael y a Azarías:

—«Haz una prueba con nosotros durante diez días: que nos den legumbres para comer y agua para beber. Compara después nuestro aspecto con el de los jóvenes que comen de la mesa real y trátanos luego según el resultado».

Aceptó la propuesta e hizo la prueba durante diez días. Al acabar, tenían mejor aspecto y estaban más gordos que los jóvenes que comían de la mesa real. Así que les retiró la ración de comida y de vino y les dio legumbres.

Dios les concedió a los cuatro un conocimiento profundo de todos los libros del saber. Daniel sabía además interpretar visiones y sueños.

Al cumplirse el plazo señalado por el rey, el jefe de eunucos se los presentó a Nabucodonosor. Después de conversar con ellos, el rey no encontró ninguno como Daniel, Ananías, Misael y Azarías, y los tomó a su servicio.

Y en todas las cuestiones y problemas que el rey les proponía, lo hacían diez veces mejor que todos los magos y adivinos de todo el reino.

Palabra de Dios.

Monición al salmo responsorial (Daniel 3, 52. 53. 54. 55. 56)

A l escuchar en la lectura de la palabra de Dios la presentación de aquellos jóvenes judíos valientes, cantamos ya el himno que ellos, en medio de la persecución y el peligro, entonaron a Dios, en quien tenían puesta su confianza. Es la verdadera revelación de su grandeza. Pongamos nosotros también nuestra confianza en Dios diciendo todos:

Interleccional: Daniel 3, 52. 53. 54. 55. 56

R. A ti gloria y alabanza por los siglos.

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres,
bendito tu nombre santo y glorioso. R.

Bendito eres en el templo de tu santa gloria. R.

Bendito eres sobre el trono de tu reino. R.

Bendito eres tú, que sentado sobre querubines
sondeas los abismos. R.

Bendito eres en la bóveda del cielo. R.

Monición al Evangelio (Lucas 21, 1-4)

No importa la cantidad de lo que damos, sino el amor con que lo damos. En el texto de hoy Jesús nos da una gran lección al respecto, alabando la actitud de una viuda, a quien nos propone como modelo.

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Lucas 21, 1-4

En aquel tiempo, alzando Jesús los ojos, vio unos ricos que echaban donativos en el arca de las ofrendas; vio también una viuda pobre que echaba dos reales, y dijo:

«Sabed que esa pobre viuda ha echado más que nadie, porque todos los demás han echado de lo que les sobra, pero ella, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir».

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

Presidente: Aprendiendo de la fe de la viuda del Evangelio, elevemos al Señor nuestras oraciones, seguros de que, en su bondad, Él nos escucha y viene en nuestro auxilio. Digamos juntos:

Concédenos, Señor, la luz de la fe.

  1. Por la Iglesia, para que viva siempre la fidelidad al Evangelio, para que sepa leer, a través de él, los signos de los tiempos y guiar a la humanidad al encuentro con el Dios de la vida. Oremos.
  2. Por el Papa y los que con él defienden el magisterio y la tradición de la Iglesia, para que en medio de las contradicciones, la precariedad y el individualismo de nuestro tiempo sean fieles a la enseñanza del Señor y testigos auténticos de la verdad. Oremos.
  3. Por los jóvenes, para que encuentren guías sabios e iluminados que les ayuden a ser fuertes en la adhesión a las elecciones evangélicas, que están ausentes en nuestra sociedad, sin dejarse ahogar por la mentalidad común. Oremos.
  4. Por todos nosotros bautizados, a menudo temerosos frente a elecciones que chocan con el mundo, para que el Señor nos dé siempre el coraje de la coherencia y nos haga capaces de dar cada día nuestros pasos en la fidelidad al Evangelio. Oremos.

Presidente: Bendito eres tú, Padre, que con tu Palabra nos das hoy la luz para hacer las elecciones en adhesión a ti: ven al encuentro de nuestros miedos y fatigas, y concédenos lo que te hemos pedido, para que seamos siempre fieles a ti. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

-> También te puede interesar:

Una forma de agradecer por este servicio que te brindamos es comentando y compartiendo nuestras publicaciones. 


Fuentes: Caballero, B., La Palabra cada día, Ed San Pablo, Madrid, 1990; Aldazábal, José, Enséñanos tus caminos 6, Centro de Pastoral Litúrgica, Barcelona, 1996; Secretariado Nacional de Liturgia, Comentarios Bíblicos al Leccionario del Tiempo Ordinario; Monjas Agustinas de los Cuatro Santos Coronados, Oración de los Fieles Tiempo Ordinario Ciclo Ferial, Ed San Pablo, Bogotá, Colombia.

Comentarios de Facebook
Cristomanía Católica
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Musica

Cantos de entrada para la misa, con acordes y vídeo

0
Les ofrecemos un repertorio amplio de cantos litúrgicos de entrada para la Santa Misa, con acordes y cada canto incluye, al final, un vínculo al vídeo correspondiente.
Sandy Caldera

Sandy Caldera: cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana. Su biografía y sus canciones.

0
Sandy Caldera es una cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana, cuyo testimonio es conmovedor, puesto que es invidente de nacimiento; pero Dios la ha dotado de grandes carismas para convertirse en la motivación de todos aquellos pesimistas que creen que Dios castiga y abandona a las personas con capacidades especiales.
Celinés Díaz

Celinés Díaz: cantante católica dominicana, su biografía y sus canciones

0
Conozcamos ahora a otra joven cantante y compositora católica que se está abriendo espacio entre un nutrido grupo de artistas que emergen, por la...
Athenas

Athenas (Athenas María Vinica): Su biografía y sus canciones

0
Athenas, cantante y compositora católica argentina, con tres discos de alabanzas y 7 de salmos para la Santa Misa, además de cantos para el Santo Rosario

Martín Valverde Rojas: biografía y canciones

0
Seguimos con nuestro apoyo a los artistas católicos. Conozcamos a Martín Valverde Rojas: Cantante católico, su biografía y sus canciones. Sin lugar a dudas Martín...