viernes, febrero 23, 2024
InicioLuturgiaMoniciones EspecialesMoniciones y Lecturas 19 de abril de 2024 - Viernes III Semana...

Moniciones y Lecturas 19 de abril de 2024 – Viernes III Semana de Pascua

Monición de entrada

Queridos hermanos que día a día se acercan a la casa de Dios para la celebración eucarística, nos da mucho gusto recibirles hoy, viernes de la tercera semana de Pascua, para celebrar juntos esta santa misa.

Cristo es el Pan vivo bajado del cielo y quiere alimentarnos con su Cuerpo y su Sangre que nos dará la vida eterna. Por eso estamos ansiosos de celebrar esta santa misa, que comenzamos con el canto de entrada. De pie y cantemos.

También te puede interesar:

Moniciones a las lecturas

Monición a la primera lectura (Hechos de los apóstoles 9, 1-20)

Después de leer en días anteriores cómo Pablo perseguía a los cristianos, hoy  vamos a  escuchar por extenso el relato de su conversión y del inicio de su ministerio predicador en Damasco.

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 9, 1-20

En aquellos días, Saulo seguía echando amenazas de muerte contra los discípulos del Señor. Fue a ver al sumo sacerdote y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, autorizándolo a traerse presos a Jerusalén a todos los que seguían el nuevo camino, hombres y mujeres.

En el viaje, cerca ya de Damasco, de repente, una luz celeste lo envolvió con su resplandor. Cayó a tierra y oyó una voz que le decía:

—«Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?».

Preguntó él:

—«¿Quién eres, Señor?».

Respondió la voz:

—«Soy Jesús, a quien tú persigues. Levántate, entra en la ciudad, y allí te dirán lo que tienes que hacer».

Sus compañeros de viaje se quedaron mudos de estupor, porque oían la voz, pero no veían a nadie. Saulo se levantó del suelo y, aunque tenía los ojos abiertos, no veía. Lo llevaron de la mano hasta Damasco. Allí estuvo tres días ciego, sin comer ni beber.

Había en Damasco un discípulo, que se llamaba Ananías. El Señor lo llamó en una visión:

—«Ananías».

Respondió él:

—«Aquí estoy, Señor».

El Señor le dijo:

—«Ve a la calle Mayor, a casa de Judas, y pregunta por un tal Saulo de Tarso. Está orando, y ha visto a un cierto Ananías que entra y le impone las manos para que recobre la vista».

Ananías contestó:

—«Señor, he oído a muchos hablar de ese individuo y del daño que ha hecho a tus santos en Jerusalén. Además, trae autorización de los sumos sacerdotes para llevarse presos a todos los que invocan tu nombre».

El Señor le dijo:

—«Anda, ve; que ese hombre es un instrumento elegido por mí para dar a conocer mi nombre a pueblos y reyes, y a los israelitas. Yo le enseñaré lo que tiene que sufrir por mi nombre».

Salió Ananías, entró en la casa, le impuso las manos y dijo:

—«Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció cuando venías por el camino, me ha enviado para que recobres la vista y te llenes de Espíritu Santo».

Inmediatamente se le cayeron de los ojos una especie de escamas, y recobró la vista. Se levantó, y lo bautizaron. Comió, y le volvieron las fuerzas.

Se quedó unos días con los discípulos de Damasco, y luego se puso a predicar en las sinagogas, afirmando que Jesús es el Hijo de Dios.

Palabra de Dios.

Monición al salmo responsorial (Salmo 116)

Como san Pablo, nosotros también estamos llamados a ser misioneros. Aceptemos ese llamado y digamos con el salmo 116:

Salmo responsorial: Salmo 116, 1. 2

R. Id al mundo entero y proclamad el Evangelio.

Alabad al Señor, todas las naciones,
aclamadlo, todos los pueblos. R. 

Firme es su misericordia con nosotros,
su fidelidad dura por siempre. R. 

Monición al Evangelio (Juan 6, 52-59)

Hoy escucharemos el final del discurso de Jesús sobre el Pan de la vida, el tema es ya
claramente «eucarístico». Antes hablaba de la fe: de ver y creer en el Enviado de Dios. Ahora habla de comer y beber la Carne y la Sangre que Jesús va a dar para la vida del mundo en la cruz, pero también en la Eucaristía.

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Juan 6, 52-59

En aquel tiempo, disputaban los judíos entre sí:

—«¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?».

Entonces Jesús les dijo:

—«Os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.

Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.

El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.

El Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre; del mismo modo, el que me come vivirá por mí.

Éste es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre».

Esto lo dijo Jesús en la sinagoga, cuando enseñaba en Cafarnaún.

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

Presidente: A Dios Padre creador, que con su Palabra ha llamado todas cosas a la existencia, nos dirigimos orando:

Haz que nazcamos a una vida nueva, Señor.

  1. Por la Iglesia, para que a través de la celebración eucarística pueda habitar siempre en Cristo, vivir de Él y por Él. Oremos.
  2. Por el Santo Padre, los obispos y los presbíteros, ministros de la Eucaristía, para que no sólo en el sacrificio de la Misa, sino con toda su existencia compartan el ofrecimiento que el Señor Jesús hace de sí mismo para la salvación de la humanidad. Oremos.
  3. Por los gobernantes de las naciones, para que trabajen continuamente por la paz en el mundo, eviten actitudes confrontativas y sean accesibles a un diálogo que busque, sin intereses mezquinos, el bien de la humanidad. Oremos.
  4. Por todos los que sufren en el mundo, especialmente por aquellos que carecen del sustento diario en sus hogares por no tener un trabajo fijo, para que Dios providente venga en su auxilio y ponga manos amigas que les ayuden a salir de esa situación. Oremos
  5. Por todos nosotros, para que la gracia que recibimos en esta eucaristía nos permita mantenernos constantes en los sacramentos y convertirnos en motivadores para que también muchos más valoren la eucaristía diaria. Oremos.

Presidente: Te bendecimos, Padre, a ti que has querido que tu Hijo Unigénito se hiciera carne por nuestra redención. Él vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Presentación de las Ofrendas

Como san Pablo, ofrezcamos nuestra vida para que Dios la transforme y llevemos al altar nuestros dones de pan y vino.

Comunión.

«El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él», nos ha dicho Jesús. Acudamos a recibir el Cuerpo de Cristo.

Final

Queridos hermanos, la experiencia del encuentro con el Resucitado transformó a san Pablo y lo hizo misionero. Si nosotros nos hemos encontrado con el mismo Cristo en esta misa, transformemos nuestra vida y vayamos a anunciar la Buena Nueva de salvación.

También te puede interesar:

Una forma de agradecer por este servicio que te brindamos es comentando y compartiendo nuestras publicaciones. 


Fuentes: Caballero, B., La Palabra cada día, Ed San Pablo, Madrid, 1990; Aldazábal, José, Enséñanos tus caminos 3 La Pascua día tras día, Centro de Pastoral Litúrgica, Barcelona, 1999; Monjas Agustinas de los Cuatro Santos Coronados, Oración de los Fieles Tiempo de Cuaresma y Pascua, Ed San Pablo, Bogotá, Colombia.

Comentarios de Facebook
Cristomanía Católica
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Musica

Cantos de entrada para la misa, con acordes y vídeo

0
Les ofrecemos un repertorio amplio de cantos litúrgicos de entrada para la Santa Misa, con acordes y cada canto incluye, al final, un vínculo al vídeo correspondiente.
Sandy Caldera

Sandy Caldera: cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana. Su biografía y sus canciones.

0
Sandy Caldera es una cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana, cuyo testimonio es conmovedor, puesto que es invidente de nacimiento; pero Dios la ha dotado de grandes carismas para convertirse en la motivación de todos aquellos pesimistas que creen que Dios castiga y abandona a las personas con capacidades especiales.
Celinés Díaz

Celinés Díaz: cantante católica dominicana, su biografía y sus canciones

0
Conozcamos ahora a otra joven cantante y compositora católica que se está abriendo espacio entre un nutrido grupo de artistas que emergen, por la...
Athenas

Athenas (Athenas María Vinica): Su biografía y sus canciones

0
Athenas, cantante y compositora católica argentina, con tres discos de alabanzas y 7 de salmos para la Santa Misa, además de cantos para el Santo Rosario

Martín Valverde Rojas: biografía y canciones

0
Seguimos con nuestro apoyo a los artistas católicos. Conozcamos a Martín Valverde Rojas: Cantante católico, su biografía y sus canciones. Sin lugar a dudas Martín...