sábado, febrero 24, 2024
InicioLuturgiaMoniciones y Lecturas Diarias Tiempo Ordinario Año ParMoniciones y Lecturas sábado 27 de enero de 2024 - III Semana...

Moniciones y Lecturas sábado 27 de enero de 2024 – III Semana Tiempo Ordinario Años Pares

Monición de Entrada

Queridos hermanos, les damos la bienvenida a la casa de Dios, para celebrar la santa misa con la que cerramos la tercera semana del tiempo ordinario.

Todos le fallamos a Dios, de alguna manera. Hoy las lecturas nos mueven al arrepentimiento sincero.

Con la confianza puesta firmemente en Dios misericordioso, comencemos la celebración de esta misa, con el canto de entrada. De pie, por favor.

También te puede interesar:

Moniciones a las lecturas

Monición a la primera lectura (Samuel 12, 1-7a. 10-17)

El texto que leemos en la primera lectura nos muestra tres cosas: el pecado de David, la denuncia de ese pecado por parte del profeta Natán y el sincero arrepentimiento del rey. Escuchemos.

PRIMERA LECTURA

Lectura del segundo libro de Samuel 12, 1-7a. 10-17

En aquellos días, el Señor envió a Natán a David.

Entró Natán ante el rey y le dijo:

—«Había dos hombres en un pueblo, uno rico y otro pobre. El rico tenía muchos rebaños de ovejas y bueyes; el pobre sólo tenía una corderilla que había comprado; la iba criando, y ella crecía con él y con sus hijos, comiendo de su pan, bebiendo de su vaso, durmiendo en su regazo: era como una hija.

Llegó una visita a casa del rico, y no queriendo perder una oveja o un buey, para invitar a su huésped, cogió la cordera del pobre y convidó a su huésped».

David se puso furioso contra aquel hombre y dijo a Natán:

—«Vive Dios, que el que ha hecho eso es reo de muerte. No quiso respetar lo del otro; pues pagará cuatro veces el valor de la cordera».

Natán dijo a David:

—«¡Eres tú! Pues bien, la espada no se apartará nunca de tu casa; por haberme despreciado, quedándote con la mujer de Urías, el hitita, y matándolo con la espada amonita. Así dice el Señor:

«Yo haré que de tu propia casa nazca tu desgracia; te arrebataré tus mujeres y ante tus ojos se las daré a otro, que se acostará con ellas a la luz del sol que nos alumbra. Tú lo hiciste a escondidas, yo lo haré ante todo Israel, en pleno día»».

David respondió a Natán:

—«¡He pecado contra el Señor!».

Natán le dijo:

—«El Señor ha perdonado tu pecado, no morirás. Pero, por haber despreciado al Señor con lo que has hecho, el hijo que te ha nacido morirá».

Natán marchó a su casa.

El Señor hirió al niño que la mujer de Urías había dado a David, y cayó gravemente enfermo.

David pidió a Dios por el niño, prolongó su ayuno y de noche se acostaba en el suelo.

Los ancianos de su casa intentaron levantarlo, pero él se negó, ni quiso comer nada con ellos.

Palabra de Dios.

Monición al salmo responsorial (Salmo 50)

Meditamos la primera lectura con el salmo 50. Es la oración modélica de un pecador que reconoce humildemente su culpa ante Dios y le pide un corazón nuevo. Reconozcamos nuestras culpas diciendo todos:

Salmo responsorial: Salmo 50 12-13. 14-15. 16-17

R. Oh Dios, crea en mí un corazón puro.

Oh Dios, crea en mí un corazón puro,
renuévame por dentro con espíritu firme;
no me arrojes lejos de tu rostro,
no me quites tu santo espíritu. R.

Devuélveme la alegría de tu salvación,
afiánzame con espíritu generoso:
enseñaré a los malvados tus caminos,
los pecadores volverán a ti. R.

Líbrame de la sangre, oh Dios,
Dios, Salvador mío,
y cantará mi lengua tu justicia.
Señor, me abrirás los labios,
y mi boca proclamará tu alabanza. R.

Monición al Evangelio (Marcos 4, 35-41)

Después de haber escuchado a Jesús, en días anteriores, hablándonos a través de parábolas, viene ahora en el relato de Marcos un ciclo de cuatro milagros, con los que Cristo nos manifiesta su poder divino, venciendo las fuerzas del mal, del demonio, de la enfermedad y de la muerte. Preparémonos para escuchar el primero de esos milagros.

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Marcos 4, 35-41

Un día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos:

—«Vamos a la otra orilla».

Dejando a la gente, se lo llevaron en barca, como estaba; otras barcas lo acompañaban. Se levantó un fuerte huracán, y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua. Él estaba a popa, dormido sobre un almohadón. Lo despertaron, diciéndole:

—«Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?».

Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago:

—«¡Silencio, cállate!».

El viento cesó y vino una gran calma. Él les dijo:

—«¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?».

Se quedaron espantados y se decían unos a otros:

—«¿Pero quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!».

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

Presidente: Dirijámonos al Padre, presentándoles nuestras plegarias, con la certeza de que él siempre cuida de nosotros y sabe lo que más necesitamos. Invoquémoslo diciendo:

Ten piedad de tu pueblo, Señor.

  1. Por la Iglesia, barca que navega entre las tempestades de la historia, para que en medio de las conmociones, la oscuridad, las preocupaciones que sacuden nuestro tiempo, sepa ser signo profético, punto de referencia, guía estable de esperanza y de paz para cada hombre. Oremos.
  2. Por los sacerdotes llamados a administrar el sacramento de la confesión. Que el Señor les conceda la convicción y la constancia en el servicio de la escucha, del perdón, del consuelo, de modo que los vivan con seriedad, alegría y gratitud. Oremos.
  3. Por los países ricos, pero indiferentes ante las grandes miserias y sufrimientos de la humanidad. Que el Señor suscite en su interior hombres y mujeres capaces de prestar atención a las necesidades de los demás, para que lleguen a desarrollar proyectos concretos de justicia y equilibrio. Oremos.
  4. Por todos nosotros, para que el Señor nos conceda una mirada humilde ante nuestras caídas y aprendamos a reconocerlas con prontitud. Que nos conceda confesarle cada error, confiados de que nos abraza y festeja por cada reconciliación. Oremos. 

Presidente: Padre, que siempre perdonas: como David, tenemos necesidad de maestros que nos hagan conscientes de nuestros errores y aún más necesitamos el don de tu Espíritu, para poder confesarlos ante ti con la sencillez de los niños.  Ven en nuestro auxilio en medio de nuestra fragilidad y escucha las intenciones que te hemos presentado. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.  

Presentación de las Ofrendas

Del fruto del campo y del trabajo del hombre, ahora llevamos al altar los dones de pan y vino.

Comunión

Por fe sabemos que Cristo está presente realmente en la sagrada eucaristía. Con esa fe acudamos a comulgar y cantemos todos.

Final

Queridos hermanos, ahora retornamos a nuestros hogares con nuestra fe puesta en el Señor, sabiendo que en las tempestades de nuestra vida, Jesús siempre estará de nuestro lado, aunque su presencia a veces nos parezca desapercibida.

Les esperamos mañana para la misa dominical.

También te puede interesar:

Fuentes: Aldazábal, José, Enséñanos tus caminos 4, Centro de Pastoral Litúrgica, Barcelona, 1996; Monjas Agustinas de los Cuatro Santos Coronados, Oración de los Fieles Tiempo Ordinario Ciclo Ferial, Ed San Pablo, Bogotá, Colombia

Comentarios de Facebook
Cristomanía Católica
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Musica

Cantos de entrada para la misa, con acordes y vídeo

0
Les ofrecemos un repertorio amplio de cantos litúrgicos de entrada para la Santa Misa, con acordes y cada canto incluye, al final, un vínculo al vídeo correspondiente.
Sandy Caldera

Sandy Caldera: cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana. Su biografía y sus canciones.

0
Sandy Caldera es una cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana, cuyo testimonio es conmovedor, puesto que es invidente de nacimiento; pero Dios la ha dotado de grandes carismas para convertirse en la motivación de todos aquellos pesimistas que creen que Dios castiga y abandona a las personas con capacidades especiales.
Celinés Díaz

Celinés Díaz: cantante católica dominicana, su biografía y sus canciones

0
Conozcamos ahora a otra joven cantante y compositora católica que se está abriendo espacio entre un nutrido grupo de artistas que emergen, por la...
Athenas

Athenas (Athenas María Vinica): Su biografía y sus canciones

0
Athenas, cantante y compositora católica argentina, con tres discos de alabanzas y 7 de salmos para la Santa Misa, además de cantos para el Santo Rosario

Martín Valverde Rojas: biografía y canciones

0
Seguimos con nuestro apoyo a los artistas católicos. Conozcamos a Martín Valverde Rojas: Cantante católico, su biografía y sus canciones. Sin lugar a dudas Martín...