lunes, abril 15, 2024
InicioLuturgiaMoniciones EspecialesMoniciones y Lecturas lunes 11 de diciembre de 2023 - II Semana...

Moniciones y Lecturas lunes 11 de diciembre de 2023 – II Semana de Adviento.

Monición de Entrada

Queridos hermanos, sean bienvenidos a la casa de Dios para celebrar juntos la Santa Misa, y seguirnos preparando para las fiestas navideñas. Hoy comenzamos la segunda semana de Adviento.

Desde hoy hasta el miércoles continúa el mismo tono profético de la primera semana, con unos evangelios que muestran cómo se cumplen los anuncios mesiánicos en Cristo Jesús.
De jueves a sábado se inaugura otro ritmo de lecturas. Los evangelios hablan de Juan el Bautista, como precursor del Mesías: las primeras lecturas siguen anunciando la salvación que Dios prepara para la humanidad.

Demos inicio a la celebración de estos misterios con el canto de entrada. De pie, por favor.

->También te puede interesar:

Moniciones a las lecturas

Monición a la primera lectura (Isaías 35, 1-10)

Seguimos escuchando al profeta Isaías en esta segunda semana de Adviento, con su mensaje de alegría y sus imágenes poéticas, para describir lo que Dios quiere hacer en el futuro mesiánico. El texto de hoy es como un poema gozoso del retorno al Paraíso;  Dios vuelve a prometer todos los bienes que nuestros primeros padres malograron al principio de la historia.

PRIMERA LECTURA

Lectura del profeta Isaías 35, 1-10

El desierto y el yermo se regocijarán,
se alegrarán el páramo y la estepa,
florecerá como flor de narciso,
se alegrará con gozo y alegría.

Tiene la gloria del Líbano,
la belleza del Carmelo y del Sarión.
Ellos verán la gloria del Señor,
la belleza de nuestro Dios.

Fortaleced las manos débiles,
robusteced las rodillas vacilantes,
decid a los cobardes de corazón:
«Sed fuertes, no temáis.

Mirad a vuestro Dios, que trae el desquite;
viene en persona, resarcirá y os salvará».

Se despegarán los ojos del ciego,
los oídos del sordo se abrirán,
saltará como un ciervo el cojo,
la lengua del mudo cantará.

Porque han brotado aguas en el desierto,
torrentes en la estepa;
el páramo será un estanque,
lo reseco, un manantial.

En el cubil donde se tumbaban los chacales
brotarán cañas y juncos.
Lo cruzará una calzada
que llamarán Vía Sacra:
no pasará por ella el impuro
y los inexpertos no se extraviarán.

No habrá por allí leones,
ni se acercarán las bestias feroces;
sino que caminarán los redimidos
y volverán por ella los rescatados del Señor.

Vendrán a Sión con cánticos:
en cabeza, alegría perpetua;
siguiéndolos, gozo y alegría.
Pena y aflicción se alejarán.

Palabra de Dios.

Monición al salmo responsorial (Salmo 84)

A los planes de salvación que escuchábamos en la primera lectura, se une el salmo 84, con un mensaje muy optimista. Alabemos por eso a Dios diciendo todos:

Salmo responsorial: Salmo 84, 9ab-10. 11-12. 13-14

R. Nuestro Señor viene y nos salvará.

Voy a escuchar lo que dice el Señor:
«Dios anuncia la paz
a su pueblo y sus amigos».
La salvación está ya cerca de sus fieles,
y la gloria habitará en nuestra tierra. R.

La misericordia y la fidelidad se encuentran,
la justicia y la paz se besan;
la fidelidad brota de la tierra,
y la justicia mira desde el cielo. R.

El Señor nos dará la lluvia,
y nuestra tierra dará su fruto.
La justicia marchará ante él,
la salvación seguirá sus pasos. R.

Monición al Evangelio (Lucas 5, 17-26)

El sentido que tienen la primera lectura y el salmo, nos lo aclara el pasaje evangélico de San Lucas, que escucharemos a continuación: en Cristo Jesús tenemos de nuevo todos
 los bienes que habíamos perdido por  el pecado del primer Adán.

EVANGELIO

 Lectura del santo Evangelio según san Lucas 5, 17-26

Un día estaba Jesús enseñando, y estaban sentados unos fariseos y maestros de la ley, venidos de todas las aldeas de Galilea, Judea y Jerusalén. Y el poder del Señor lo impulsaba a curar.

Llegaron unos hombres que traían en una camilla a un paralítico y trataban de introducirlo para colocarlo delante de él. No encontrando por donde introducirlo, a causa del gentío, subieron a la azotea y, separando las losetas, lo descolgaron con la camilla hasta el centro, delante de Jesús. Él, viendo la fe que tenían, dijo:

—«Hombre, tus pecados están perdonados».

Los escribas y los fariseos se pusieron a pensar: «¿Quién es éste que dice blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados más que Dios?».

Pero Jesús, leyendo sus pensamientos, les replicó:

—«¿Qué pensáis en vuestro interior? ¿Qué es más fácil: decir «tus pecados quedan perdonados», o decir «levántate y anda»?

Pues para que veáis que el Hijo del hombre tiene poder en la tierra para perdonar pecados —dijo al paralítico—: A ti te lo digo, ponte en pie, toma tu camilla y vete a tu casa».

Él, levantándose al punto, a la vista de ellos, tomó la camilla donde estaba tendido y se marchó a su casa dando gloria a Dios.

Todos quedaron asombrados, y daban gloria a Dios, diciendo llenos de temor:

«Hoy hemos visto cosas admirables».

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

Presidente: Animados por la certeza de que Dios no es indiferente ante una fe sincera y valiente, elevemos a Él nuestra oración diciendo todos:

Escucha, Señor, nuestra oración.

  1. Por la santa Iglesia, para que con insistencia y fe ardiente lleve a la presencia del Señor a todos los que sufren, a los que están alejados de la fe, a los que no encuentran el coraje de abrirse a Él. Oremos.
  2. Por el Papa, los obispos y los sacerdotes, para que se acerquen con un corazón abierto a las fatigas, sufrimientos y dolores del hombre, de modo que cada uno pueda sentirse acogido y, a través de ellos, sanados por el amor de Dios Padre. Oremos.
  3. Por la paz en el mundo entero, para que en estos tiempos de preparación para las fiestas navideñas, hagan un esfuerzo mayor por conseguir la paz entre los pueblos, usando todos los medios posibles para tal fin. Oremos. 
  4. Por todos los que padecen algún tipo de discapacidad física, para que puedan encontrar al Señor en la presencia amiga de los que con su ayuda pueden darles consuelo y alivio, para que puedan llevar una vida más digna. Oremos 
  5. Por todos nosotros, para que, liebres de toda hipocresía y prejuicio, busquemos siempre al Señor con fe y con coraje, para poner en sus manos nuestras enfermedades. Oremos.

Presidente: Señor, tú que no niegas la salvación a los que con fe acuden a ti, escucha y atiende nuestra oración. Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor, amén.

Presentación de las Ofrendas

Con el pan y el vino que hoy llevamos al alta, presentamos también al señor nuestras ilusiones y esperanzas puestas en Él, para conseguir nuestra salvación. Cantemos todos…

Comunión

Hermanos, cuando el sacerdote nos invita a la comunión, nos presenta a Jesús como «el Cordero que quita el pecado del mundo». Esta palabra va dirigida a nosotros hoy y aquí. Cada Eucaristía es Adviento y Navidad, si somos capaces de buscar y pedir la salvación que sólo puede venir de Dios. Acerquémonos con mucha devoción a recibir a Jesús.

Final

Hermanos, en el comienzo de esta segunda semana de Adviento Dios nos ha hablado claro y nos manda a nuestros hogares con una gran misión.

Son muchos los que, a veces sin saberlo, están buscando la curación, que viven en la ignorancia, en la duda o en la soledad, y están paralíticos. Gente que, tal vez, ya no esperan nada en esta vida. O porque creen tenerlo ya todo, en su autosuficiencia. O porque están desengañados. Y nosotros seguramente conocemos a más de una de esas personas, ahí está nuestro compromiso, para llevarlos a los pies de Jesús.

->También te puede interesar:


Fuentes: Aldazábal, J. Enséñanos tus Caminos 1. Adviento y Navidad día tras día, Centro de Pastoral Litúrgica, Barcelona; Monjas Agustinas de los Cuatro Santos Coronados, Oración de los Fieles Tiempo de Adviento y Navidad, Ed San Pablo, Bogotá, Colombia.

Comentarios de Facebook
Cristomanía Católica
Cristomanía Católicahttps://cristomaniacatolica.com
Redacción Central de Cristomanía Católica

Musica

Cantos de entrada para la misa, con acordes y vídeo

0
Les ofrecemos un repertorio amplio de cantos litúrgicos de entrada para la Santa Misa, con acordes y cada canto incluye, al final, un vínculo al vídeo correspondiente.
Sandy Caldera

Sandy Caldera: cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana. Su biografía y sus canciones.

0
Sandy Caldera es una cantante católica, psicóloga y conferencista mexicana, cuyo testimonio es conmovedor, puesto que es invidente de nacimiento; pero Dios la ha dotado de grandes carismas para convertirse en la motivación de todos aquellos pesimistas que creen que Dios castiga y abandona a las personas con capacidades especiales.
Celinés Díaz

Celinés Díaz: cantante católica dominicana, su biografía y sus canciones

0
Conozcamos ahora a otra joven cantante y compositora católica que se está abriendo espacio entre un nutrido grupo de artistas que emergen, por la...
Athenas

Athenas (Athenas María Vinica): Su biografía y sus canciones

0
Athenas, cantante y compositora católica argentina, con tres discos de alabanzas y 7 de salmos para la Santa Misa, además de cantos para el Santo Rosario

Martín Valverde Rojas: biografía y canciones

0
Seguimos con nuestro apoyo a los artistas católicos. Conozcamos a Martín Valverde Rojas: Cantante católico, su biografía y sus canciones. Sin lugar a dudas Martín...